miércoles, 4 de febrero de 2009

DIOS VA EN AUTOBÚS


Me resulta llamativo el interés que sigue suscitando en los medios de comunicación (autobuses incluidos) el asunto de la existencia de Dios. Me parecen enternecedoras muchas cartas de lectores publicadas en los periódicos, donde personas anónimas se esfuerzan por demostrar que sí, que Dios existe. Me parecen simpáticas, superficiales y pertinentes las contrarias profesiones de fe ateas. Personalmente me resultan irrelevantes, y las calificaría de extemporáneas sino fuera porque el mundo ha cambiado: la creencia en Dios, que nunca en Occidente se fue del todo, ha regresado impetuosa desde Oriente. Pues la población actual de Londres no está formada sólo por cristianos y ex-cristianos...
Según dice Álvaro Delgado Gal en el suplmento cultural del ABC del 31 de enero pasado, hay una invasión de títulos sobre las pruebas de la existencia de Dios. En contra de que Dios exista: el libro de R. Dawkins "The God Delusion", en la línea pro-darwiniana (este año es el bicentenario de Darwin). Por otro lado aportan pruebas de que Dios exista: J. C. Lennox, matemático de Oxford, en "Gods Undertaker", y otro oxoniense, éste filósofo, M. Dummett en "Thought and Reality".
En sus "Diálogos en el limbo", G. Santayana hace hablar así a Avicena: "¿Acaso no fui la exactitud misma en el cumplimiento de todo deber religioso? ¿Me permití alguna vez, so pretexto de ser filósofo, la menor licencia a menos que dispusiese de un texto que me justificase? [...] ¡Ah, si Alá pudiera alguna vez ser engañado yo ciertamente lo habría hecho! Mas el omnisciente escrutó el secreto de mi corazón y se percató de que yo no era creyente [... El Extranjero, otro personaje, le responde:] -- "¿No te sirve de algún consuelo considerar que si tú no fuiste capaz de engañar a Alá, tampoco Alá fue capaz de engañarte a ti?" -- "Parvo consuelo", responde Avicena.

24 comentarios:

Anónimo dijo...

Silvia

"Dios va en autobús":
Las religiones se encuentran entre los fenómenos más poderosos del planeta, ya que son muchos los seres humanos que siguen, si no plenamente, puesto que cada vez son menos los creyentes practicantes, al menos sí parcialmente, los dogmas defendidos por las mismas. Ciertamente, a primera vista, resulta incomprensible cómo todas estas personas han sido capaces de dejar de lado sus propios intereses personales, para dedicar su vida entera a fomentar unas ideas impuestas por una determinada religión, y a sentirse incluso culpables cuando algunas de sus enseñanzas no son llevadas a cabo a la perfección.

Aunque, lo que aún resulta menos entendible es el hecho de que la gran mayoría de estos devotos no crea verdaderamente ni en la existencia de un dios, ni en sus doctrinas. Ello se debe a que, hoy en día, contamos con la suficiente capacidad mental y racional como para saber que la religión no es más que la creencia en un conjunto de mitos que ha perdurado a lo largo de los tiempos, de generación en generación. Sin embargo, y pese a ello, nos seguimos auto-engañando convirtiéndonos en seguidores de una mentira, que nos afanamos en convertir en realidad.

A la hora de hablar de la fe que los creyentes depositan en Dios, Dennet, en su obra Romper el hechizo (la cual tuve que leer para un trabajo del año pasado), distingue dos tipos de creencias: la creencia en Dios y la creencia en la creencia de Dios. La primera, es la que hace referencia a aquella gente que no sólo cree en Dios, sino que además está segura de que Dios existe. Podríamos denominar a estos individuos como los “verdaderos creyentes”, puesto que realmente depositan su confianza en un ser en el que creen y por el que harían todo cuanto y fuese necesario para satisfacerle.

Sin embargo, en la actualidad quedan muy pocos de estos creyentes que, de manera desinteresada, acatan las órdenes de su Dios; ya que la mayoría de los creyentes dicen creer en Dios, pero realmente no creen en él y mucho menos en los mitos que sobre él se cuentan. De hecho, si analizamos el número de aquéllos que realmente creen en Dios, nos daremos cuenta de que constituyen un grupo muy reducido.

La segunda forma de fe que distingue Dennet es la creencia en la creencia de Dios. Las personas que se identifican con este tipo de fe, no creen directamente en Dios, pero están seguros de que la creencia en Dios existe. Ahora bien, cabría preguntarnos si no creen en Dios, ¿por qué continúan siendo devotos a una religión? La mayor parte de ellos siguen profesando una religión, porque aunque no saben exactamente en qué creen, consideran que la creencia es algo bueno y satisfactorio tanto para su vida como para el resto de personas. Para explicarlo, Dennet compara este tipo de creencia con la creencia en Papá Noel o los Reyes Magos. Los adultos que saben realmente que tales personajes no existen, continúan creyendo en ellos por el bien de los niños; para que éstos sigan manteniendo la ilusión de poder abrir los regalos.

La mayoría de las veces lo que nos ocurre es que nos sentimos avergonzados de nosotros mismos por no creer en Dios, de ahí que en vez de admitirlo como un hecho normal, sentimos pudor de reconocerlo públicamente. En cierto modo, esta creencia en la creencia de Dios sirve de vía de escape para aquellas personas que o bien tienen dudas acerca de su existencia, o bien no son capaces de reafirmar unas ideas contrarias a la creencia en Dios.


Ahora bien, ¿cómo es que aquel truco que surgió hace miles de años para evitar los males, se sigue manteniendo hoy en día? Simplemente porque la religión se ha llegado a convertir en una necesidad. Del mismo modo que objetos anteriormente inexistentes e innecesarios como el móvil o el ordenador los cuales han llegado a ser imprescindibles en la actualidad, la religión se ha convertido en algo común y necesario para la mayoría de los individuos. De esta manera, unos confían en la religión como solución al horror ante la muerte, otros mantienen la creencia en Dios con objeto de conformar su propia moral; mientras que otros, simplemente mantienen la ilusión de creer, empleando la frase comodín: “creo en algo”, entendiendo por “algo”, el destino, el hado o la fuerza que hace posible nuestra existencia.

Anónimo dijo...

Silvia

(¡Ah! y con respecto a los autobuses... Yo no los he visto, ni siquiera en televisión, pero el otro día estuve en la conferencia sobre la felicidad según Séneca, y uno de los profesores comentó que al cartel de "sí existe Dios" le falta la tilde en el sí...)

Por otro lado, quería preguntar, primero al profesor, y después a los alumnos, que os parecería posponer la fecha del examen de filosofía a la siguiente semana de la fecha prefijada. Seguramente optenga un no como respuesta, puesto que sé que se hizo por votación y porque sería demasiado tarde... pero merecía la pena intentarlo...

Rafael Cejudo Córdoba dijo...

Excelente la referencia a la distinción de Dennet. Muy pertinente.

En cuanto a la fecha del examen, dos cosas: a) en primer lugar la fecha se acordó por vosotros mismos hace ya mucho tiempo; b) el sentido de hacer un examen ahora es que sea un parcial. Podemos no hacerlo y tener sólo el examen final.

Anónimo dijo...

Silvia
(primero, perdón por el "optenga" que lo he visto ahora... es "obtenga"... y por si hay alguna falta de ortografía más...)

Y en cuanto al examen... ¿Cómo va a ser? Decidimos por mayoría lo de los textos colgados en internet... me gustaría saber cuándo estarán colgados... (Supongo que una semana antes, pero no estoy segura...)

Antonio dijo...

Me sumo a la propuesta de Silvia de retrasar una semana el examen, el 13 tenemos el de Historia y dispondríamos de un poco más tiempo

Saludos a todos

Inés dijo...

Yo también me sumo a la propuesta de Silvia, como dice Antonio, el 13 tenemos el examen de Historia Contemporánea y si se desplazase una semana el examen tendríamos un poco más de tiempo y podríamos prepararnoslo mejor. Además, me gustaría saber que tipo de examen va a ser al final: uno convencional o preparación de preguntas.

Rafael Cejudo Córdoba dijo...

Esperaré algo más para ver si todos los afectados están de acuerdo. Y ahora: ¿qué piensan de la polémica del divino autobús?

Anónimo dijo...

"probablemente Dios no exista"

Cuando empecé a escuchar la noticia de los autobuses ateos, la verdad es que me reí.
Me resultó una propuesta graciosa, pueril pero graciosa.
La respuesta que dieron en Madrid una iglesia evangelista al bus ateo con su "Dios si que existe. Vive la vida en Cristo", me pareció igual de pueril que lo anterior.
Los buses ateos son una respuesta a un dominio y tormento religioso que para mi gusto llega demasiado tarde.
Su intento de rebeldía con su "probablemente Dios no exista" es simpático, pero la verdad es que creo que muy poca gente se cuestiona hoy día la existencia de Dios para disfrutar o no de su vida.

La religión está ahí, como dice Silvia, casi como una cuestión cultural o familiar, pero ya no rige la vida de nadie, no dice qué comer y cuándo y por supuesto no regula las relaciones sexuales.
La religión parece más bien como la tabla de salvación para aquellos momentos en los que nada terrenal puede consolarte y eso lo sabe muy bien la Iglesia que sigue explotando al máximo la omnipotencia y omnipresencia de Dios exhibiendo en un bus de Madrid la siguiente frase "Cuando todos te abandonan, Dios permanece contigo"

Esto por lo menos nos demuestra que si Dios existe desde luego es omnipresente por que ya tiene canal y todo en youtube!!
http://www.youtube.com/vaticanes

Aquí dejo una reflexión interesante del País sobre otras propuestas ateas posibles a parte de los autobuses
http://www.elpais.com/articulo
/pais/vasco/Autobuses/ateos/
elpepuespvas/20090114elpvas_5/Tes

Con respecto al examen, ya le he dicho a Silvia que si todos quieren cambiarlo yo no me voy a oponer.

Cristina.

David dijo...

Lo que hoy por hoy sería realmente una mala pasada (por no llamarlo de otra forma) es que alguien demostrara fehacientemente, que Dios existe... A ver la cara que pondría más de uno, incluido algún que otro cura....
Pero claro, qué es fehacientemente. Según hemos visto en clase, para Descartes, no existe duda de la existencia de Dios, y creo que esto debe ser tenido en cuenta. Porque como él, están otros muchos. Claro, también los hay que demuestran lo contrario... ¿Resultado? Que cada uno cree lo que más le conviene en cada momento y aquello que más se ajusta a su modelo de vida.
Y desde luego, no estoy nada de acuerdo con los que piensan que la religión no rige nuestras vidas... Influye y mucho. Sólo tenemos que ver las manifestaciones en contra de Educación para la Ciudadanía o las que hubo en apoyo de la familia (del modelo de familia cristiana).
O bien, el islamismo extremista. Sólo se explica por una creencia absoluta en un Dios de aquellos que provocan los actos que todos conocemos.
¿Lo de los autobuses? Creo que es una forma más de llamar la atención. Otra forma de vender en este mundo globalizado. Dudo que los promotores de la campaña persigan ningún fin concreto. En todo caso, creo que han sido bastante habilidosos, su eslogan dice "probablemente", no niegan la existencia de Dios. ¿Por qué los que sí están tan seguros de que Dios existe no se preocupan de demostrárselo?. A lo mejor los convencián...

Ah!, a lo del examen. Por mí, cuanto más tarde mejor. Aunque, ya sé, mi opinión no cuenta mucho...

Rafael Cejudo Córdoba dijo...

Hola a todos. Gracias a Cristina por los enlaces (pero el segundo, desgraciadamente, no funciona. Y otra cosa, sin que sea ninguna indirecta: ¿por qué te resulta llamativo que el Vaticano tenga una página en You Tube?). Efectivamente Dadid, ¿qué harían muchos clérigos si de pronto Dios se les apareciera? Dostoyevski contó en "Los hermanos Karamazov" qué hizo el Gran Inquisidor de Sevilla...

En cuanto al examen: faltan Julia, Olga y Toñi por pronunciarse. Tened en cuenta que alguna de ellas puede que hayan anulado compromisos para el miércoles, y que otras fechas les vengan mal. Acepto cambiarlo a la semana próxima, pero siempre que ellas estén de acuerdo. Esperaré hasta esta noche. Entonces, la suerte estará echada (o sea, subiré los textos)

Anónimo dijo...

En cuanto al examen, yo no tengo ni móvil, ni e-mail de ninguna de ellas, estoy intentando buscar a Julia por medio de amigos comunes pero no lo consigo... y se lo he pedido a Cristina, a ver si ella tiene su e-mail. Pero una cosa, con respecto a anular los compromisos que ellas puedan tener, no lo creo, porque es en horario de clase, eso sería si fuera en periodo de exámenes; y por otro lado, en referencia a que se hallen en desventaja por no enterarse del cambio de examen, tampoco hay problema, porque tenemos examen este viernes y nos veremos todos allí.

¡¡Un saludo!!!

Anónimo dijo...

Soy Silvia, que no lo he puesto... y otra cosa a favor de cambiar el examen; al tener el examen el viernes, ese será el día para la mayoría de nosotros para empezar a buscar información acerca de los textos... Al estar el fin de semana en medio, puede que tengamos problemas a la hora de buscar libros, porque todos queramos los mismos... En algunas ocasiones, sólo hay un ejemplar de libros de filosofía en la biblioteca, esa es la principal razón por la que propuese cambiarlo...

Anónimo dijo...

Soy Cristina.
He avisado vía sms a Julia y a Toñi, a Olga no, puesto que no tengo su móvil.
Acabo de hablar con Julia y ella está dispuesta a cambiarlo, Toñi no me ha contestado.
Julia me ha dicho que como no puede acceder hoy a internet que lo diga yo por ella y que mañana se conectará a ver qué ha pasado finalmente.

Anónimo dijo...

Silvia

¡¡Muchas gracias Cristina!!!

Anónimo dijo...

Lo del canal del vaticano en youtube la verdad es que me llamó mucho la atención cuando lo oí por la radio.

Quizás no debería de sorprenderme tanto sabiendo que el Vaticano dispone de canal de tv y demás historias publicitarias, pero no sé, esto de que estén en la red...

Lo cierto es que históricamente la Iglesia ha utilizado todos los resortes posibles para publicitarse y claro, ahora no iba a ser diferente y menos con las facilidades que proporciona internet.
Lo que me resulta curioso es que la Iglesia esté tan a la moda para unas cosas y sea tan retrógrada para otras.

Cristina.

Antonio dijo...

¿Mira que si Dios existe?

Se partiría el culo de risa, (¡huy!, perdón),…por tanta polémica inútil, no me cabe la menor duda.

Las polémicas sobre la existencia o no de Dios y la defensa en un sentido o en otro, han demostrado en el tiempo ser oportunistas. Siempre que han surgido ha sido para exaltar principios patrios o normas que van más allá de una moral religiosa, me estoy refiriendo a la defensa de un interés político de uno u otro signo, da igual, o bien un interés económico.

Con el tema de Dios, todos han querido llevar el ascua a su sardina, unos en la defensa y cuidado de nuestras almas, con la garantía de una vida eterna, ¡ahí es nada!…, y otros al vaivén anticlerical del momento. En el S. XIX, interesaba desmantelar el poderoso poder económico que ha mantenido la Iglesia en la Historia y se hizo. En la actualidad interesa desmantelar ese poder de influencia que mantiene todavía sobre un 80% de población que aún se sigue confesando católica,que aunque cueste reconocer,hay que respetar.

Afortunadamente hoy no se queman iglesias, pero se sigue en la burla y escarnio. Se le sigue perdiendo el respeto a aquello que aunque sólo sea considerado un hecho cultural, lo merece. La respuesta cristiana suele ser más civilizada que en otras religiones, afortunadamente, lo que no quita que los creyentes nos sintamos ofendidos y no respetados en nuestras creencias. Y si no, que se lo digan a los musulmanes cuando se le ocurrió a un caricaturista hacer un dibujo del Profeta.

Creo que el diseñador de la campaña ha conseguido su objetivo, que no es otro que crear polémica, en el mejor de los casos, diálogo, y fijar posturas.Esto siempre es positivo.

Yo no se mucho de filosofía, pero llego a entender que la campaña del autobús está mal planteada, parte de un sofisma de una posible duda, y acaba con una afirmación. Algo falla, o no está mal para una letrilla de carnaval, ¡que ya están aquí!.

Mi Dios, hoy no viaja en autobús, hace cola en la oficina de empleo, esperando que lo llamen, y poniendo la cartilla al día para ver si le llega a fin de mes. O mirando en los contenedores de basura para ver qué comer hoy. Puede que tu dios en el que no crees sea el mismo en el que yo creo.

Por otro lado, en un país en el que ateos y agnósticos se casan por la Iglesia, quieren bautizar a sus hijos, educarlos en colegios religiosos, quieren que hagan la comunión vestiditos de marinero, y se enfadan porque el cura se niega. Y participan en avalanchas de procesiones o de fiestas patronales. Creo que en un país así, hacer un debate teológico no tiene sentido. ¡Seamos serios y consecuentes.!

Afortunadamente la existencia o no de Dios no depende de nuestra creencia o descreencia, de nuestro bien argumentar el: "si existe" o el "no existe". Lo diga quien lo diga.

Tengo un tío misionero agustino que lleva 38 años en Brasil, en Mato Grosso, (Selva Amazónica) y me contaba, siempre con una sonrisa en la boca, que cuando alguien que se dice ateo le pregunta por esta cuestión, el responde: “Los creyentes, a veces nos pasa, no estamos seguros de la existencia de Dios, y dudamos, y los ateos, a veces os pasa, dudáis de que no exista... Pues ya coincidimos en algo,… ¡que es mucho! …” y continua riendo…

Saludos y buen examen de Historia.

Anónimo dijo...

"Se le sigue perdiendo el respeto a aquello que aunque sólo sea considerado un hecho cultural, lo merece"

Antonio, si te has sentido ofendido con alguno de mis comentarios quiero que sepas que yo no he pretendido ofenderte ni a tí, ni al resto de creyentes de este planeta.
Respeto a la gente que es creyente, sin embargo no le tengo mucho respeto a la Institución Eclesiástica pero ni me voy a poner a quemar iglesias ni a insultar a nadie.

Como tú bien has apuntado hay mucha gente que se dice atea y bautiza a sus hijos, igual que hay mucha gente que se dice católica y pasa completamente de la religión.
Creo que la hipocresía es algo bastante frecuente en algunos sectores de nuestra sociedad y uno de ellos, aunque a muchos les pese, es la Iglesia.

Cristina.

Antonio dijo...

En absoluto me siento ofendido. Coincido en pensar contigo que la Iglesia institución, tiene las mismas carencias humanas que podemos tener tu y yo: Contradicciones, falta de coherencia, en proclamar una doctrina y vivir de forma contraria a lo que predica, ... y en ese sentido si es hipócrita, al menos una parte de la Iglesia ¿quién no lo es a veces?. También las instituciones lo son.

¿ Te suena lo del "pleno empleo"?...
¿Qué partido político cumple lo que promete? ... con esto no quiero decir que todos los políticos sean unos farsantes o hipócritas.

Bien, pero esto es alejarse de la cuestión. Creo que el tema era la existencia de Dios y el uso de la campaña publicitaria.

“En la escuela los alumnos aprenden a pesar de los maestros”, esto decimos cuando vemos a algunos que no deberían estar en la docencia. Pues la en la Iglesia pasa algo parecido, a pesar de sus errores cometidos por personas, su doctrina prevalece. ¿qué personaje, que política, qué institución, qué doctrina, qué idea ha permanecido en pie 2 milenios?

La Iglesia que tu detestas también la detesto yo, la hipocresía que denuncias, también la denunciamos muchas personas que vemos incoherencias graves en la Institución, muy alejada del mensaje de su fundador.

El número de creyentes va en retroceso, y me atrevería a decir que gracias a Dios, pero también creo que estos momentos difíciles que está pasando la Iglesia y los que le queda que pasar irán clarificando y clarificando posturas, hasta llegar a lo esencial, que se ha perdido, que no es otro que la fidelidad al mensaje de Jesús.

Saludos

Antonio dijo...

Por cierto, lo de "sentirnos ofendidos" no era por lo que comentaba Cristina.

Anónimo dijo...

Acabo de hablar con Olga y está dispuesta a cambiar el examen, además me ha comentado que no tenía pensado presentarse a este examen.

¡¡SÓLO FALTA TOÑI!!! Cristina, ahora te mandaré un e-mail también, pero intenta localizarla, por favor.

Anónimo dijo...

¡¡Ya está!! Todos de acuerdo, acabo de hablar con Toñi y me ha dicho que lo que digamos nosotros, que el parece bien cambiarlo. Ayer leyó el mensaje de Cristina, pero no pudo contestar porque está haciendo cursos por la tarde, de ahí que tampoco haya podido ver el blog, ni ir a clase los últimos días, antes del período de exámenes.

Para quienes lo sepan, pensamos que el día de entrega de textos sería el 16 de este mes, y el examen sería en horario de clase el día 23. Si alguien no está de acuerdo o no le viene bien que lo exprese por el blog. No obstante, con Inés, Olga, Toñi y Cristina,ya he hablado de ello, falta la opinión principal del profesor y del resto de alumnos.

Gracias a todos por haber estado de acuerdo, sobre todo a Cristina, que ha intentado hacer todo lo posible por localizar a la gente que faltaba y cómo no, al profesor, primero por escucharnos, a pesar de que la fecha ya estaba decidida, y por colaborar igualmente en la búsqueda de aquellos que faltaban por saber su opinión.

¡¡Un saludo a todos y suerte para historia!!

Silvia

Anónimo dijo...

Dios también va en coche, pero en Audi...

http://www.youtube.com/watch?v=S7n1UWVXCPs

Cristina.

David dijo...

He podido encontrar la Carta al Director de la que os he hablado en clase. Como dice A.F. Mallo, corto y pego.

RELIGION: Dios existe
M Araceli Calvo Serrano

Leía en el periódico del pasado 4 de enero una noticia que me dejó sorprendida y algo triste sobre la próxima aparición de una campaña publicitaria en la red de autobuses urbanos de Barcelona. Una idea británica, parece ser; y, para variar, importamos todas las "genialidades" extranjeras, para así ser más modernos, más "progresistas". ¿Pretenden crear polémica? ¿Confrontación? No merece la pena. A los miembros de esa asociación que la promueve, confirmarles, con todo mi respeto, que Dios existe, y que es esta verdad la que nos da aliento ante la adversidad de los tiempos, alegría, paz, por lo que los cristianos disfrutamos plenamente de la vida, con enorme gozo. Es con él con quien compartimos los buenos y malos momentos, ante quien nos hacemos pequeños como niños y nos consuela como un padre amoroso que es. No tenemos más que volver la vista atrás unos días: al pasado 28 de diciembre en la plaza de Colón, en Madrid, donde cientos de miles de personas, pese a la lluvia y frío, acudieron de todas partes de España a celebrar una Eucaristía. O más sencillo y cercano, a cómo, domingo a domingo desde hace unos meses las iglesias están cada vez más llenas. Un fenómeno extraño si Dios no existe, ¿no creen? Y más en estos tiempos de crisis que corren.

Si os parece, ya la comentamos.

David dijo...

Mirad lo que he leido hoy en el Diario Córdoba.

Un paso adelante para conciliar a Dios y Darwin: La teoría de la evolución sale reforzada de la cumbre del Vaticano. (08/03/2009 ROSSEND DOMENECH)

Hemos dado un paso adelante, modesto pero real, aunque se trata de un camino de subida". El jesuita Marc Leclerq cerró ayer con estas palabras la conferencia internacional celebrada en Roma y propiciada por el Vaticano, en la que unos 50 científicos, filósofos y teólogos de fama mundial debatieron sobre el origen del mundo. El encuentro coincidió con los 200 años del nacimiento de Charles Darwin, padre de la teoría evolutiva, que según algunos comportaría la negación de un Creador. Los especialistas confrontaron sus conocimientos en una cumbre por primera vez en la historia de la Iglesia católica, después de desaguisados como el de Galileo Galilei.
El teólogo francés Jean-Marie Maldamé resumió que "la acción de la naturaleza y la de Dios pueden coexistir", que no hay que plantearse "si Dios interviene en cada paso que da la naturaleza" ni tampoco "recurrir a Dios para tapar los vacíos de la ciencia". "Se puede decir que un violín produce música, pero también que es el músico quien la produce", dijo Maldamé retratando la "coexistencia" entre un mundo surgido a partir de la evolución y un mundo al que un dios habría dado el primer impulso poniéndolo en marcha.
"Hay distintos niveles de estudio", dijeron varios oradores, defendiendo que "la naturaleza y el hombre no se pueden reducir a una sola dimensión la de la ciencia, sino que hay otras". "Lo más difícil no es contrastarnos ni caminar paralelos, sino entrecruzar nuestros caminos", reconoció Leclerq. A un militante creacionista que desafió a los conferenciantes en un debate, le quitaron el micrófono, diciéndole: "¡Aquí hablan solo los evolucionistas!".
FUNDAMENTALISMO "Hemos escuchado posiciones dogmáticas de ambos lados y los fundamentalismos hacen daño", reconoció el oncólogo español Jordi Iglesias. Según él, "se ha tratado de un paso importante", aunque será necesario "encontrar un lenguaje común", porque la conferencia evidenció que una misma palabra tiene significados diferentes según los especialistas o, al revés, un concepto se expresa con palabras distintas. "La conferencia supone un gran cambio de la Iglesia, porque se da por aceptada la evolución, al tiempo que defiende que Dios no es objeto de estudio de la ciencia", añadió el teólogo Antoni Matabosch.

Al parecer, hasta la iglesia "evoluciona". Ay, si Darwin levantara la cabeza....