lunes, 9 de marzo de 2009

ANÍS PARA EL MONO



Vicente Bosch, defensor del creacionismo y propietario de las destilerías de Anís del Mono, incluyó en la etiqueta de su producto una caricatura de Darwin, al uso de las que circulaban en la prensa de esos años. El "mono" sujeta un pergamino con la siguiente frase: "Es el mejor. La Ciencia lo dijo y yo no miento" (párrafo tomado de Blog de Biosfera).


Hace ciento cincuenta años que C. Darwin publicó el Origen de las especies. Esta obra revolucionaria cambió para siempre la visión que los seres humanos teníamos de nuestro lugar en la Naturaleza. Darwin, Freud, Marx y Nietzsche rebajaron los humos de la Razón, y dejaron libre el lugar que antes ocupaban la Naturaleza, Dios o la Inteligencia. La tesis darwiniana de la “evolución de las especies” parece (?) contradictoria con la Providencia divina, y con la creencia en que Dios haya creado el universo. Más aún, parece negar que haya un designio, o un plan en la Naturaleza (por lo tanto, seguiría escribiendo esta palabra con mayúscula sólo por costumbre). Es difícil desterrar la creencia de que haya una organización inteligente en la Naturaleza, lo cual garantizaría que debemos respetarla y que puede ser nuestra ‘maestra’. En Estados Unidos existe una minoría de opinión que defiende que en la Naturaleza existe un Diseño Inteligente, y que esta teoría debe enseñarse en las escuelas junto con la de Darwin (o incluso como su alternativa). El Diseño Inteligente defiende que: 1) Los científicos no han demostrado todavía de manera satisfactoria (para ellos mismos) que los procesos darwinianos expliquen todos los rasgos del desarrollo de la vida en nuestro planeta. 2) Hoy existe una sólida evidencia científica de que tales aspectos no pueden explicarse dentro de la teoría darwiniana de la evolución. 3) Esta evidencia sugiere, al menos, que un designio inteligente creó la vida e ideó los procesos de desarrollo que han producido a los seres humanos.


Me parece que la pretensión de enseñar en las escuelas esta teoría del Diseño Inteligente es una de las “herejías norteamericanas” denostadas por la población española de cualquier ideología, religión y nivel cultural. Sin embargo, ¿realmente la rechaza igual porcentaje de la población? Quizás, de manera irreflexiva, muchos encajen la fe y la razón mediante una teoría implícita del Diseño Inteligente de segundo nivel: el Creador o Diseñador universal se sirve de los mecanismos darwinianos de selección, basados en el azar y en la necesidad de sobrevivir, para que haya surgido justo este singular planeta nuestro, y esta maravillosa y maldita criatura que es el ser humano. Servirse de los monos ha sido la astucia de la Razón Creadora. Por supuesto, tal cosa no puede probarse científicamente, pero eso no es lo importante. ¿Honramos así la memoria de Darwin?

11 comentarios:

David dijo...

Es curioso. El sábado lei en la prensa una noticia que me pareció muy interesante, pero no sabía donde encajarla, así que la "coloqué" en la entrada referida al "autobús divino"...

Ahí la podéis ver.

El tema es "peliagudo". Habrá que pensarlo un pelín...

Anónimo dijo...

Silvia

Ya comenté ayer en clase que la primera vez que leí la nueva entrada del blog no inspiró en mí opinión alguna. Aunque también he de decir que rara vez tengo inspiración en este tipo de temas... Sin embargo, la noticia de David me ha sido de gran ayuda, al menos ha despertado en mí las ganas de escribir un comentario, así que: ¡¡muchas gracias!!

Ayer precisamente le comenté a Inés que considero que la clave del problema no está en escoger la teoría evolucionista de Darwin o la explicación de la Biblia. Para mí, y sé que tras esto lloverán sobre mí las críticas, ambas pueden ser, en cierta medida "compatibles". En mi caso, sí soy creyente, aunque también he de especificar en qué sentido. Más bien me encuentro dentro de la modalidad: “creyente no practicante”, como se suele decir hoy en día. No voy a misa, no tengo en la mesilla de noche la Biblia... pero sin embargo, me hallo inmersa en el grupo de los que creen que hay algo, tal y como señalé en el comentario del autobús. Creo que hay una fuerza, un destino, en definitiva, un Dios, que de alguna manera rige mi manera de ser, de actuar, de valorar, e incluso lo que acontece alrededor mía. Y desde un punto de vista religioso, pues sí, también acepto aquello de que "Dios hizo al hombre a su imagen y semejanza".

Pero he ahí precisamente la diferencia, lo acepto y tengo fe, pero ello no quiere decir que sea lo verdadero. Desde un punto de vista científico, o más bien, desde el evolucionismo darwiniano, me enseñaron hace ya bastante tiempo que procedemos de los primates, del "mono de la botella". La pregunta no es qué versión escojo, sino que ambas pueden coexistir, siempre y cuando tenga claro cuál es la base de la religión. Una cosa es la realidad, otra cosa es lo que tú quieras creer o aquello en lo que tú deposites tu fe. Eres libre de inclinarte más por una que por otra, pero sólo es eso, una preferencia, no significa anular el sentido de la otra opción por completo, aunque ni los más darvinistas y los más religiosos estarían de acuerdo con mis planteamientos.

El problema es, pese a que la Iglesia se niegue a admitirlo, que actualmente se ha impuesto, como ya comenté, la creencia en la creencia de Dios, de forma que los contenidos iniciales de la religión pierden fuerza. Si preguntásemos a los demás creyentes, que como yo, no son practicantes e incluso a gran parte de los creyentes que siguen los dogmas divinos, nos encontraríamos que la mayoría no está plenamente convencida de la narración del Génesis. En él se narran hechos sobrenaturales que nunca creeríamos si pasaran en la actualidad, pero que sin embargo, podemos convencernos a nosotros mismos de que ocurrieron en el pasado. En realidad la religión es una opción más, una versión diferente a la teoría de Darwin, en la que tú depositas más o menos fe en función de tu creencia, pero sin olvidar que la religión es un mito y que por tanto es mejor combinar la posibilidad, aunque nos cueste admitirlo, de que en un pasado tuvimos una apariencia más próxima a la del ya citado animal.

* Sé que existen más religiones para comparar, pero puesto que el año pasado tuvimos que leernos el Génesis para filosofía, y puesto que es en él en el que se basa mi religión, he preferido poner este ejemplo precisamente por la cercanía. Quizás suene raro lo de la "compatibilidad" entre una y otra teorías, aunque creo que el problema es que no se muy bien cómo explicarlo... Al menos la idea ahí está.

Rafael Cejudo Córdoba dijo...

Muy pertinente la referencia de David. Justamente a eso me refería, así que me alegro de haber coincidido en algo con sabios del Vaticano. Me parece que lo menos interesante (casi no podía ser de otra manera), son los comentarios de la periodista. Por favor, no caigan en los prejuicios y piensen.

Anónimo dijo...

Es un tema bastante complejo, pienso que en los tiempos que estamos conviene esa compatibilidad entre ciencia y religión porque quizás los segundos se han dado cuenta que los científicos se basan en realidades que han sido estudiadas y contrastadas, la teoría evolucionista está más acorde con los tiempos que corren, y al Vaticano ese acercamiento le favorece para ganar adeptos y dar una imagen de progreso.
Tiempo atrás nunca se hubiera replanteado la existencia de Dios, pero los tiempos cambian, se producen avances, se investiga y surgen nuevas teorías que nos hacen replantearnos todo lo anterior; aunque el handincap de la existencia de Dios y su modo de crear el mundo es que no está científicamente contrastado, y en tiempos actuales con todo lo que se ha avanzado, hecha bastante para atrás. Desde mi punto de vista pienso que aunque la teoría de Darwin a estas alturas esté plenamente verificada, se sigue necesitando creer en un ser superior porque con solo pensar de que se está solo en este mundo y desamparados, más de uno se volvería loco. A lo largo de la historia nos han metido por vereda y creado a nuestra semejanza un Dios que premia lo bueno y castiga lo malo, que rige al ser humano, y cuando hay tantos miles de años guiados por unas ideas asi es difícil cambiar el chip, tal y como ocurrió cuando Darwin expuso su teoría, todavía aun sucede y seguirá sucediendo.

Julia

Anónimo dijo...

El teólogo francés Jean-Marie Maldamé resumió que "la acción de la naturaleza y la de Dios pueden coexistir", que no hay que plantearse "si Dios interviene en cada paso que da la naturaleza" ni tampoco "recurrir a Dios para tapar los vacíos de la ciencia" dijo Maldamé retratando la "coexistencia" entre un mundo surgido a partir de la evolución y un mundo al que un dios habría dado el primer impulso poniéndolo en marcha.

Bajo mi punto de vista, y a pesar de poder quedar de radical, ambas visiones no pueden coexistir.
Si pensamos, como dice este teólogo, que fue Dios el que dió el impulso de salida al mundo y a partir de ahí surgió todo, ¿ideó también la teoría de la evolución como desarrollo de las especies? o ¿él sólo encendió la mecha y luego se quitó de en medio?
Si Dios dió el pistoletazo de salida al mundo, aún caemos en la tentación de anular algo fundamental en la teoría de Darwin,y en lo que se considera el origen científico de la vida, la casualidad. Así, Stéphane Tirard, catedrático de Historia de la Ciencia en la Universidad de Nantes (Francia) resume las diferentes teorías en una frase: «La vida en la Tierra es fruto de un cúmulo de casualidades o contingencias»

Sinceramente, que la Iglesia intente modernizarse con este tipo de asuntos me parece una contradicción absoluta dentro de sus principios fundamentales.

Cristina.

Antonio dijo...

A mí lo que más me atrae del Darwin es su condición de persona creyente y religiosa y la lucha interior que supondría para él en su día su descubrimiento. Quizá su gran mérito haya sido abrir caminos. Admiro a Darwin por su entereza y por su valentía y cómo un hombre de fe como él no hace incompatible su creencia religiosa con la evolución.

Cuando yo voy al médico y me dice: tienes una tendinitis en el hombro y procura no hacer esfuerzos ni cargarlo, yo lo creo, porque quien ha estudiado medicina es él. Yo no pongo en tela de juicio su diagnóstico y practico lo que él me ha dicho, porque tiene autoridad suficiente para creérmelo.

Pues con Darwin hago el mismo acto de fe, tanto en lo científico como en lo religioso.

El científico español Mariano Artigas, fallecido, mantenía que la evolución es compatible con la existencia de un Dios creador y con el consiguiente plan divino acerca de la creación, ya que el evolucionismo se sitúa en otro nivel.

Con Darwin todos: creyentes y no creyentes hemos dado un gran paso en la evolución humana, en el pensamiento humano, en la ciencia humana y ha marcado un matiz racional y humano a la aparición del hombre en la tierra, sin intervención del alfarero divino. (Pero como imagen, la del alfarero sigue siendo preciosa)

Darwin marca un punto de inflexión entre la religión dogmática, impuesta y dirigista de antaño y entre la nueva ciencia que emerge en estos últimos dos siglos.

Yo pregunto ¿no habremos hecho de la ciencia una religión? Y digo esto porque por lo que se ve, en el siglo pasado y en este, un absoluto (Dios) es desplazado por otro absoluto (Ciencia).

La reconciliación entre ciencia y fe creo que ha comenzado con Darwin. No se trata de abrir nuevos campos de batalla, aunque algun@s parece que les escuece que aún haya personas que sigan creyendo en un Dios creador del mono y de la mona que lo parió.

Darwin abre caminos, rompe convencionalismos, abre una brecha en el pensamiento establecido y deja infinidad de puertas abiertas a la investigación y a la fe. Nos ha hecho ver que no somos únicos, sino una criatura más en la creación, que formamos parte de un mundo creado por el azar o por el Creador. Allá cada cual

Feliz 200 cumpleaños.

ANTONIO dijo...

Lo del Diseño Inteligente que se afirma en algunos círculos en los EEUU no se lo cree ni el Papa Benedicto XVI.

Los principales defensores del diseño inteligente han afirmado frente a sus seguidores que creen que el diseñador es el Dios del cristianismo.

Algunos que son partidarios de la existencia de un diseñador explican así como hay inteligencia detrás de cualquier logro, también la ha de haber en el universo. Otro argumento es que sin inteligencia, tanto artistas, artesanos, y diseñadores en diferentes campos, no pueden producir ni crear sus trabajos. Por tanto, el diseñador de la vida debe poseer una inteligencia superior a la inteligencia humana para producir estructuras para la vida que no pueden ser reproducidas en el laboratorio por seres humanos inteligentes.

En relación a una supuesta incompatibilidad entre creación y evolucionismo (propio de los seguidores del Diseño Inteligente), El Papa se pronunció de la siguiente forma:

"Esta contraposición es absurda, porque, por una parte, existen muchas pruebas científicas en favor de la evolución, que se presenta como una realidad que debemos ver y que enriquece nuestro conocimiento de la vida y del ser como tal. Pero la doctrina de la evolución no responde a todos los interrogantes y sobre todo no responde al gran interrogante filosófico: ¿de dónde viene todo esto y cómo todo toma un camino que desemboca finalmente en el hombre?" * (Encuentro del Santo Padre Benedicto XVI con los párrocos y sacerdotes de las diócesis de Belluno-Feltre y Treviso. Martes 24 de julio de 2007)

Anónimo dijo...

Aquí va un artículo del País de hoy domingo sobre los llamados "bebés a la carta"

http://www.elpais.com/articulo/
sociedad/Bebes/perfectos/gracias/
elpepusoc/20090315elpepisoc_1/Tes

(para ver correctamente el artículo, eliminad los espacios que he puesto aquí en el link para que pueda aparecer completo)

Selección genética frente a la selección natural.
Es bastante interesante este artículo, pues plantea, más allá de la elección del color de ojos y de pelo, que, si se puede elegir el sexo del bebé ¿qué va a ocurrir en aquellos lugares donde tener niñas está considerado como una carga? como en China o en India donde es común la práctica del aborto selectivo.

Cristina.

Anónimo dijo...

Ahm! no sé si alguien está por aquí leyendo, pero si lo está, en la 2 están poniendo un documental sobre Auschwitz muy interesante, Auschwitz: los nazis y la solución final se llama , de todas maneras también lo podéis ver por capítulos si os interesa en youtube.

Cristina.

Vicente Luis Mora dijo...

En este reportaje de la cadena pública norteamericana PBS podéis ver un excelente reportaje sobre el juicio real que se le hizo a la teoría del diseño inteligente en California:

http://www.youtube.com/watch?v=YJYnxwyZtGc&feature=PlayList&p=8F4D1FE3DA1AEFB1&playnext=1&playnext_from=PL&index=3

Saludos, Rafa.

Rafael Cejudo Córdoba dijo...

¡Qué lujo leerte por aquí! Gracias por tu participación
Un abrazo