miércoles, 14 de mayo de 2008

CONFERENCIA DE AGUSTÍN GARCÍA CALVO


Agustín García Calvo, expulsado de la Universidad por el despotismo franquista en 1965 (junto con Tierno Galván, Montero Díaz y López Aranguren), es una figura simbólica de la cultura española del último cuarto de siglo. Exiliado en París, se le restituyó su cátedra de filología clásica en 1975. Ha sido galardonado con el Premio Nacional de Ensayo, y con el Premio Nacional de Literatura Dramática, entre otros.


El Departamento de CC. Sociales y Humanidades de la UCO, La Carbonería de Sevilla y la Asociación de Vecinos Axerquía nos invitan a su 'charla-coloquio' titulada Contra clásicos y clases el próximo lunes 19 de mayo en el Antiguo Teatro Cómico Principal (C/ Ambrosio de Morales), a las 20:00

27 comentarios:

Anónimo dijo...

He asistido a la conferencia y me gustaría saber la opinión del profesor al respecto, y así, ya de paso quien no haya podido escucharle se haga a la idea.

(Me ha sorprendido mucho que ningún profesor de la facultad de los que había haya intervenido...)

Saludos, Teresa

Rafael Cejudo Córdoba dijo...

La idea del blog es que los alumnos puedan manifestar sus opiniones con total libertad, y que así el debate se produzca entre vosotros. Por eso trato de no intervenir, aunque a veces no pueda resistirlo. Me alegra tu intervención, porque la conferencia de ayer merece cierto debate. Mi opinión: García Calvo es un brillante conferenciante, con ideas propias, que sabe darle a un público entregado lo que venía a buscar. En cuanto al contenido de su conferencia: estoy en profundo desacuerdo, me sentí en una máquina del tiempo, en pleno siglo XX. ¿Por qué no intervine?: tenía que marcharme a las 8:50, y además no me apetecía entrar en su juego. Estoy cansado de esa clase de juegos.

Anónimo dijo...

Hum...tras tu respuesta se me ha quitado un poco "la decepción" (nótense las comillas, por favor),está muy bien tu postura. Aunque para mí hubiera sido más interesante que le hubieses replicado.
Porque a veces el silencio parece asentimiento.




Mi humilde e inculta opinión:

-En ocasiones, yo me aburrí *valga la redundancia*(quien haya ido sabrá por qué lo digo)

-Teóricamente estoy de acuerdo con algunas cosas que apuntaba o criticaba.Sobre todo teóricamente, digo.

-No estoy para nada de acuerdo con su opinión acerca de la ortografía y gramática como una traición. Entiendo a qué se refiere pero no lo comparto.
La única alternativa que parece que propone, que es escribir tal y como se habla, me parece inviable o un caos. Porque ni mucho menos yo pronuncio las palabras como él o como un gaditano por ejemplo. Creo que así acabaríamos por no entendernos. Y si hablamos de un idioma extranjero ni te cuento...
A mi parecer debe haber una norma estándar, y no por ello se es un borrego.

-Y sí, el capitalismo, la cultura, el sistema, las clases, bla bla criticamos, criticamos, bla bla. Vale, sí, eso no me resulta demasiado novedoso. Pero sí me hubiera resultado novedoso que hubiera expresado buenas propuestas y alternativas a todo ello. Y yo al menos no recuerdo haberlas escuchado.

-Por no decir,o mejor, preguntar al aire: ¿No está cayendo él en el fondo en aquello que critica?

-Y que recuerde ahora así destacable y con lo que sí me identifiqué en general, es aquello que mencionó sobre el coñazo y desacuerdo o sobrevaloración de ciertas obras o autores tildados de "Clásicos".

A ver, en mi personalísima opinión, que una obra suponga, por ejemplo, un papel fundamental en la evolución cultural o literaria o linguística o artística o incluso social de su época, y que sea bueno o necesario conocerlo y saber por qué, NO significa a mi modo de ver que esa obra HOY, AQUÍ Y AHORA sea buena por sí sóla, quiero decir, aislada de su historia*. Pienso que se puede ver, descubrir o reconocer el MÉRITO que tenga, pero de ahí a que GUSTE de veras...
No sé si me explico...
A mi me ocurre, por ejemplo, con la tragedia griega: si lo estudias y te lo explican, descubres su mérito y lo que supuso, pero hoy en día, leer una tragedia griega, lo siento pero a mi me resulta un auténtico coñazo con todas las letras. Repito que reconozco su valor y sé cuál es, pero hoy por hoy, leer algo así no me resulta ameno ni placentero SÓLO por el hecho de leerlo.
Con el teatro clásico español igual, y con cierta poesía, muy elaborada en su métrica y rima (meritazo) pero que aislando aquello no me dice nada...

En mi opinión un "clásico" no debería perder actualidad*, y para mí muchos no la tienen...

-También habló de algo con lo que estoy de acuerdo y personalmente detesto que ocurra y siempre ocurre. Me refiero al poder borreguil* que tienen las etiquetas en el mundo de la cultura*.
Bueno, en el mundo en general, dicho sea de paso.

-Respecto a lo que mencionó del error de la mujer que acepta estar en el gobierno porque así lo que hace es caer en el gran error de entrar en ese sitema que el conferenciante tanto critica,(eso es lo que yo creo haber entendido), me reitero: ¿qué alternativa propone?

-Por último, decir que a veces no lo entendía bien, que no se oía bien, vaya.Y en parte también por su forma de hablar...

-Y ya como crítica aparte de su discurso: me pareció muy mal que mirara para otro lado cuando la mujer de la primera fila le estaba hablando.

Ahí lleváis.

Teresa

Rafael Cejudo Córdoba dijo...

Pues estoy de acuerdo en todo lo que dices, salvo en lo de los clásicos, a los que sí defiendo. Me gusta lo que dice Italo Calvino en "Por qué leer a los clásicos" (Tusquets, 1995). Por otro lado, creo que la mayoría de la gente que estaba allí, que era mucho más mayor que tú, había ido porque García Calvo es, él mismo, un clásico. Por eso en su invectiva contra los clásicos él mismo está incluido. Sin embargo, como dice Calvino, "el clásico no nos enseña necesariamente algo que no sabíamos; a veces descubrimos en él algo que siempre habíamos sabido". A los dos nos ha pasado eso con la conferencia. El discurso antisistema me deja la pregunta que tú dices: "vale, eso ya lo sabía, ¿y ahora qué?".

rafa infantes dijo...

Dentro del tono combativo y provocador del pensamiento del Prof. García Calvo, con el que más o menos me puedo sentir identificado, si quiero, sin embargo, disentir de una de sus ideas. Si no entendí mal, propone que la literatura tiene que reproducir la lengua tal y como es hablada por "el pueblo", pues de lo contrario la lengua escrita es una traición. Creo sin embargo que la literatura es y ha sido un poderoso instrumento transmisor de nuevas formas de pensar y promotor de cambios, jugar con el lenguaje hasta llevarlo a nuevos límites no deja de ser una forma de romper con la trivialización y adocenamiento del mismo, escapar a los esquemas que los medios de comunicación y la publicidad instauran como modelos a seguir. Cierto es que fruto de la banalización general del mundo cultural, gran parte de la "literatura" que se hace hoy en día reproduce los esquemas que el propio sistema esta interesado en fomentar: la vieja censura transmutada en el concepto de lo 'políticamente correcto', la cultura como producto de consumo, el auge de determinados géneros o temáticas provocado por una crítica al servicio del mercado, etc. Contra esto, no cabe sino seguir manteniendo una postura honesta, crítica y creativa.
Para concluir os dejo uno de mis aforismos (sin ritmo) que viene a abunda en la cuestión:
"Lo verdaderamente difícil no es hacer una poesía social sino una sociedad poética".

Pedro Mantas España dijo...

Era muy difícil poder seguir las "Charla - Coloquio" de quien hace mucho tiempo fuese el Prof. García Calvo.
Desde hace tiempo ya no argumenta, y la radicalidad de sus propuestas son sólo una, repetida hasta la saciedad: frete al Poder y la "clasifiación", frente a la "unicidad" tenemos el lenguaje popular, al que el Poder no puede domeñar. La herida, el sufrimiento que se revela frente al aburrimiento de la cultura, la sociedad y el lenguaje académico. Vivimos en el más absoluto estado de Nada.
Eso es.

En realidad, sólo hace que enunciar un problema o repetir "ad nauseam" una pregunta.

Una respuesta que me pareció muy interesante se la dirigió uno de los primeros interlocutores, quien dijo (creo que con Nietzsche): "sólo de la Nada puede surgir lo verdaderamete nuevo."

El Sr. García Calvo (ya no profesor, pues no argumenta, no razona, no ayuda a pensar) no se dió por aludido. Ya no recuerda nada de tanto como antaño supo de Filosofía.

Me sumo a Rafael Cejudo cuando afirma que intervenir en esos actos puede servir para hacer el juego a quien no se quiere seguir.

Anónimo dijo...

Sí,lo entiendo y es cierto, pero quizá al no rebatirle puede parecer precisamente al contrario: que se entra y/o se está de a cuerdo con "su juego".
Hubiera sido muy interesante haber escuchado unas buenas y bien argumentadas (éstas sí, estoy segura) refutaciones. Y ya de paso ver cómo a su vez las debatía el conferenciante o cómo salía del paso...
¿no?

Teresa

Anónimo dijo...

Hola a todos.

Estuve en la conferencia de AGC, y, bueno, sabía un poco a quien había ido a escuchar. Imaginaos, yo iba allí recisamente a ver a un clásico.
Alternativas, no las da: no se habla de alternativas, se descorre un poco el velo que oculta la mentira, no mucho más. Pero arañando un poco, me pongo a pensar y´, sí amigos míos se puede vislumbrar cuales son las opciones. Diré algunas cosillas, constructuivas pero todas paradoja, con un no delante:
No aceptar los horarios que el trabajo nos impone. No hace falta trabajar tanto. No creer que las vacaciones nos van a solucionar las miserias que arrastramos todo el año. No flipar con la cultura teniendo como fin hacerse culto, o hacerse el culto. No aceptar los estupefacientes, los analgésicos, que la herida siga doliendo (Adorno tam,bién hablaba de esto). No creer que uno sabe a donde va y lo que quiere, no caer en la mentira del ser autoconsciente. No dejar nunca de apelar al sentido común. No querer tomar el poder de la misma manera que lo han tomado los hombres a lo largo de la historia. No proyectar, tanto. La vida no es proyecto(contra Ortega, con Jesús) y etc.

Eché n falta que la gente hablara, pero la timidez en estos casos es el opio del pueblo.

Hombre, amigo, ya que uno está allí mola entrar en el juego dialéctico, ¿no? al menos para decirle al gurú que nanai de la China.

Saludos.

Que conste que considero a AGC un filosófo muy relevante, una lucecita complicada.

Oche.

Anónimo dijo...

No de la nada, era del aburrimiento de donde le respondí que podía salir algo realmente interesante. Y eso no lo aprendí de Nietzsche sino del mismo AGC.

Saludos, otra vez.
Oche.

Anónimo dijo...

A Teresa: No te enfades con Agustín porque no mirara a la mujer de la primera fila. Creo que en sus primeros años de enamoramiento sí que le mantenía le mirada pero, piénsalo, después de tropecientos años hablando ambos acerca de los mismos temas se tiene que saber de memoria. No creo que ella hablara para él. Por cierto ella es poeta, exmusa, prodesora de la Uned y se llama Isabel Escudero. (Sabe de cine español un mogollón).

Oche.

Anónimo dijo...

Quien calla no asiente.

Heidegger:

el silencio es una de las posibilidades del habla.

El que calla se calla.

Anónimo dijo...

Aquí os dejo esto:

http://www.nodo50.org/rebeldemule/foro/viewtopic.php?p=5125&sid=c3ec28d66df00d18fe022b75bd37606f

Cortar y pegar en la url.

Hay algo que AGC quiere deciros.

Pensamiento 3. Es del 89, el tío está más lúcido si cabe.

Saludos

Oche.

Anónimo dijo...

Hola Oche:

- Recuerdo tu intervención-pregunta sobre "construir desde el aburrimiento", y también recuerdo que no me satisfizo la respuesta de García Calvo, negó tu comentario sin argumentar. (Si no recuerdo mal)

- Las opciones que vislumbras, son cosecha y deducción-interpretación tuya o lo dice también él?
Lo diga quien lo diga:
*No aceptar los horarios que el trabajo nos impone--->así me va... No, chascarrillos aparte, por favor, no negarás que eso no es muy utópico,¿no?
*No hace falta trabajar tanto--->como idea totalmente de acuerdo, pero... el mundo real...trabajar para vivir...explotación...bla bla bla, tu sabes...Pero por supuesto,en el fondo, es casi "antinatura" que quitando las horas de sueño, se gasten más horas al día trabajando que viviendo tu vida.
*No creer que las vacaciones nos van a solucionar las miserias que arrastramos todo el año--->por supuesto. ¿Alguien lo cree?
*No flipar con la cultura teniendo como fin hacerse culto, o hacerse el culto---> si la cultura" aprendida no pudiera "lucirse" habría muchísima menos gente que se """interesaría por ella".Ella también está regida por modas.
*No aceptar los estupefacientes, los analgésicos, que la herida siga doliendo (Adorno tam,bién hablaba de esto)--->creo que entiendo lo que quiere decir eso, aunque una vez más, seamos realistas. NADIE quiere SUFRIR. Otra cosa es que sufrir sirva. (Hablo de sufrir, no de estar molesto o incómodo con algo)
*No creer que uno sabe a donde va---> cierto--- y lo que quiere--->depende,---- no caer en la mentira del ser autoconsciente--->no caer, no
*No dejar nunca de apelar al sentido común---> ESTO NO CONTRADICE MUCHO DE LO ANTERIOR? *No querer tomar el poder de la misma manera que lo han tomado los hombres a lo largo de la historia---> Rotundísimamente SI y rotundísimamente difícil que se cumpla. (Espero equivocarme)
*No proyectar, tanto. La vida no es proyecto(contra Ortega, con Jesús)--->Depende. Pero vamos, sí, creo que entiendo lo que quieres decir, más vivir y menos planear,no? Si es eso, estamos de acuerdo, aunq pienso (y apelo también a la "realidad") que todos proyectamos (aunq sea proyectar no proyectar) y en ciertos temas, ocasiones o contextos es necesario, e incluso bueno.[La parte de Jesús no sé si la capto, especifica por favor]


- Y gracias por la información sobre "la mujer de la primera fila", no tenía ni idea. Investigaré.

-Gracias por los enlaces, los escucharé con más tiempo.

_ Muy acertadas las citas de heidegger. personalmente estoy de acuerdo: No dije q callar significa asentir, quería decir que callar PUEDE INTERPRETARSE como asentir, que es distinto.

saludos


TERESA

Anónimo dijo...

más que el opio del pueblo, yo diría, la barrera del pueblo.

Y respecto a lo que comentabas R.CEJUDO sobre que sí defiendes a los clásicos,aclaro que yo no los critico, quiero decir, no critico que haya obras maestras, de referencia, lo que critico es aceptar que algo/alguien es un clásico porque así esté establecido. Creo que en este sentido, tenemos MUY POCA personalidad o VALOR para cometer el pecado de decir que no nos gusta algo o que no le vemos algo a tal o cual "clásico".


Etiquetas, etiquetas y más etiquetas...

Te pregunto: ¿defiendes todos los considerados clásicos? ¿todos te lo parecen?



Y repito mi idea de: una cosa es RECONOCER el valor de una obra o autor, y otra cosa es que de por sí esa obra te guste aisladamente. (no sé como explicar esta idea mejor. Vuelvo al ejemplo de las tragedias griegas. ¿A alguien de verdad le resulta ameno y placentero leer una tragedia griega? Digo leer, no analizar)

Teresa

Sergio dijo...

Creo que todos estamos un poco cansado de los discursos anarko-antisistema (sobre todo cuando no soy yo el que los hace) que no se los cree nadie . Es muy fácil hablar pero más dificil es actuar. Y no lo digo por que lo vea una utopía, como dice Teresa, sino porque es un esfuerzo demasiado grande para el que se ha criado en esta sociedad de consumo.
Hablo en términos generales pues no conozco a Oche y no se si guarda su targeta de crédito junto a su estampa del che (como yo) o vive debajo de un puente (pues es el único lugar donde lo puedo ver sin trabajar sino ha heredado).

Ser consecuente con lo que se piensa es muy dificil cuando no se piensa como la mayoría, y esto me recuerda que le debo un comentario a Saúl sobre Acción-Pensamiento.

Sergio dijo...

Con respecto a los clásicos decir a Teresa que lo mismo que hay gente que se reúne para comer la mierda de otro (hablo literalmente), hay gente que le guste leer a los clásicos, de hecho hay gente que ¡¡ha leído e incluso le ha gustado el Codigo Da Vinci!! Cosa impensable para mí igual que para tí con la tragedia Griega. Por poner un ejemplo. Todo es cuestión de gustos o de apariencia de gustos ,vulgo: moda (más de lo segundo que de lo primero)
Un saludo a todos

Anónimo dijo...

Amigos, La crítica está repleta de contradicciones, la dogmática no.

Recomiendo un texto de los Apuntes y Esbozos de la Dialéctica de la Ilustración de Adorno y Horkheimer. Precisamente se llama CONTRADICCIONES.

No considero que algunas de las opciones que yo vislumbraba tengan tanta carga utópica. Conozco a gente que no le dedica al mercado laboral más de veinte horas semanales. Hombre, televisión de plasma, viajes en avión cada dos por tres, ropa nueva cada temporada, combinados de ginebra con tónica en el bar de moda, asistencia bodas, mantenimiento del coche, vivir sin compartir piso, etc y etc, eso no, no se lo pueden permitir.

Al contrario, Teresa, lo que no es de sentido común, es aceptar los parámetros de conducta que el sistema, no sé como llamarlo, impone.

Lo que no es de sentido común es que veamos que la carretera es un verdadera carnicería y que nuestro rito de paso a la edad adulta sea pillarse un puto coche.
(Hablando de esto: si hay tantos accidentes debidos al exceso de velocidad, por qué no limitarle la velocidad a los autos directamente, ¿es de sentido común esto?)

La parte de Jesús: "no os cuideis del dís de mañana, que el día de mañana cuidará de sí mismo. A cada día con su mal le basta." Sermón de la montaña.

No soy católico, ni de coña. Ni anarquista, eso creo.

Joder, las tragedias son clásicas porque nos hablan de poblemas universales de la existencia humana: la oposición entre destino y voluntad (ahora determinismo y libertad) ley natural y ley humana, la búsqueda de la verdad pese a todo, y más.

Amigo, no creo que uno tenga que vivir debajo de un puente para poder estar en contra del actual sistema laboral. Yo, la verdad, después de acabar la carrera he intentado trabajar lo menos posible, de todos modos me podrás ver haciendo de camarero por algún bareto cordobés.

Hay que reducir lo más posible el principio de realidad.

Yo fotos del Che no, tengo una de Cortázar en la que le da un aire. Tarjeta de credito, de vez en cuando la veo por ahí.

Sobre la timidez dice algo Belén Gopegi muy interesante.

Quizás la timidez no sea el opio, tienes razón, sino la coartada. "como soy tímido..."

Yo soy timido.


Saludos.

Oche.

Anónimo dijo...

De lo que se puede hacer con la basura:

http://www.papelera21.es/2007/06/sombras-increibles.html

Un poco marginal con respecto a lo tratado, aunque quizás no tanto.

TERESA dijo...

Os he leído y responderé pero ahora mismo no tengo el tiempo necesário, que se me acumulan las puntualizaciones y los comentarios (estos y los de clase, jeje) y quiero explicarme bien.

Saludos


(esto me encanta)

Saúl dijo...

Acabo de leer tus comentarios, Teresa.
Y es que hay algo de lo que dices que me llama mucho la atención. Cito:
"¿A alguien de verdad le resulta ameno y placentero leer una tragedia griega? Digo leer, no analizar".

¿Acaso el placer es lo ameno? Ameno es una tarde de café con unos amigos, o jugar a juegos de mesa después del café. Pero el placer es algo muy complejo y diverso, afortunadamente, como todas las emociones humanas. Una tragedia griega no es amena, quizás, pero desde luego puedo decirte que me da mucho placer, je.

Si no lo has hecho yo te recomendaría "Antígona" de Sófocles. Cuando uno comprende lo que está leyendo es un placer que no puede compararse, afortunadamente, con lo ameno.

Co esto no quiero decir que esté defendiendo univocamente a los clásicos. Pero después de hacer un filtro crítico, como el que siempre he defendido que debe hacerse a toda autoridad en todos los ámbitos, uno también puede llegar a la conclusión de que los cásicos, o muchos clásicos, se ganan el nombre.

´Por cierto Sergio, no me debes nada, jeje. Pero sí que quedó esa entrada un poco pobre, ¿no? No se opinó mucho al respecto. Una pena.

Saludos.

Joshua dijo...

Mi carrera es la literatura inglesa y me veo obligado a defender los Clásicos, que por mi han siempre tenido un valor intrinco. Muchos de las posturas contra los Clásicos en el blog hasta ahora se han basado en su utilidad, como dice mi colega “los libros no tienen actualidad” ni “merito”. Desde mi punto de vista, los Clásicos mantienen una cierta libertad a la cara de capitalismo por esta misma calidad: su inutilidad pura. Además, exigir que los Clásicos debieran tener un valor atemporal y universal es injusto e imposible porque el mundo es cambiante; tanto los lectores como las interpretaciones. Como ya sabíamos, el capitalismo crea la función, la necesidad y luego nos venda la solución, pero en el caso de los Clásico no hace falta la promoción ni sirve para mucho más que “leer por leer” así que son descuidados por el sistema actual. Es más, después de un periodo de 100 años la autoridad del libro expira, así que aquellos libros que sobreviven la moda y el bombo- es decir que con “Clásico”- se liberan, hasta cierto punto del capital.

Me preocupé aún más observar en el blog una tendencia hacia relacionar el placentero con todo lo que es fácil a comprender. Estas opiniones son, sin duda, los frutos de nuestra época hedonística en que todo es alcanzable y en que todos nuestros deseos son satisfechos inmediatamente- y creo esto quiso decir Garcia Calvo cuando gritó “!aburrimiento!”. Las librería hoy en día son sepulcros de estas ideas; llanas de libros de autoayuda y biografías de futbolista que solo tiene 20 anos representan un lenguaje empobrecido.

La crítica por el Señor García Calvo que la ortografía y la gramática matan la lengua viva me pareció irrelevante dado que los grandes como Shakespeare inventó miles de palabras; y jugo con palabras; y no siguió órdenes ni convenciones.

Por ultimo, Garcia Calvo proclamó que la literatura mueve dinero mientras que sus libros estuvieron en la entrada. Así que, su anarquismo solo puede ser una facha hoy en dia y lo que es realmente necesario es entrar en el juego de capitalismo-en una manera crítica y imaginativa- para destaparlo.

Teresa dijo...

Uf, veo que no se ha entendido lo que quería decir...prometo intentar explicarme mejor cuando pueda sacar un momento para hacerlo

Anónimo dijo...

García Calvo desprecia la Filosofía y, en general, la Cultura, pues considera que ésta está al servicio del poder. Y a los que profesan sus mentiras los considera traidores al pueblo. Por eso es muy normal la antipatía que causa a veces en algunos que lo escuchan con atención, porque sus palabras no dejan de rezumar odio y desprecio contra las personas. Por eso no me extraña que algunos profesores no intervinieran en esa conferencia: estarían sintiendo más que nadie debido a su formación ese desprecio contra sus personas, y supongo que por educación o por no montar un desorden se callaron.

Sara.

Anónimo dijo...

Hola, Agustín García Calvo tiene ya página en la Web, por si desean visitarla:
www.editoriallucina.es

gracias!

Anónimo dijo...

[url=http://acheter-cialis-pascher.net/]cialis[/url] cialis commander [url=http://prezzocialisgenerico.net/]cialis generico[/url] cialis farmaco per impotenza [url=http://comprarcialissinreceta.net/]cialis[/url] cialis

Anónimo dijo...

[url=http://kaufenviagragenerika50mg.net/]kaufen viagra[/url] viagra [url=http://achat-viagra-pascher.net/]viagra pas cher[/url] viagra pas her [url=http://comprarviagragenerico100mg.net/]precio viagra[/url] viagra comprar online [url=http://comprareviagragenerico50mg.net/]viagra[/url] viagra dove comprare

Anónimo dijo...

[url=http://preise-cialis-generika.net/]cialis[/url] tadalafil [url=http://prix-cialis-generique.net/]commander cialis[/url] cialis 20mg [url=http://comprarecialisgenerico40mg.net/]cialis generico[/url] prezzo cialis 5 mg [url=http://comprarcialisgenerico40mg.net/]comprar cialis[/url] comprar cialis generico