viernes, 11 de febrero de 2011

ÉTICA Y BUENAS MANERAS




Decía Rabelais en Gargantúa y Pantagruel que la gente honrada no necesita normas, o sólo ésta: "Haced lo que queráis". ¿Y la gente educada? Quiero decir: ¿si eres educado eres buena persona? ¿si eres buena persona tienes que ser educado? La ilustración (que es una pista de lo que ahora pienso) es una ilustración de Las amistades peligrosas, novela de Choderlos de Laclos.

22 comentarios:

Anónimo dijo...

Cómo amamos a Valmont!
O tempora, o mores...
O.

Julia Molina dijo...

Una persona buena sí tiene que ser educada, aunque no pueda afirmar esto a la inversa. De este modo, en la educación, si ésta es completa, debería estar incluida una formación en valores, ética y moral; y también, por qué no, capacidad de reflexión y crítica de esos valores. Esto sería una educación completa que debería llevar a la honradez y el ser bueno y actuar correctamente.

En este sentido, cabría citar a Sócrates quien en su concepto de “intelectualismo moral”, donde afirmaba que el que conoce el bien y la justicia, actuará bien y justamente y no puede ser de otra manera. La virtud, pues, sería ciencia y conocimiento; mientras que el vicio sería fruto de la ignorancia.

No he encontrado la cita exacta que quería mostrar, pero ésta otra de la República de Platón se acerca bastante:

Para gobernar con justicia, el gobernante ha de conocer el significado de esta palabra, y en el caso que la conozca actuará justamente porque una persona que conoce la justicia necesariamente ha de gobernar justamente.

Personalmente creo en la bondad de la gente en general, aunque en la práctica la vida nos muestre otra realidad, pero me mantengo en que la educación es fundamental y el ser humano es bueno por naturaleza, quizá sea una ingenua.

Anónimo dijo...

El ser humano en estado salvaje no es ni bueno ni malo. ¡ Es un animal ! y a lo largo de su historia se ha ido civilizando gracias a unas normas de conducta que nos han llevado en muchos países hasta la democracia y como paso último, para evitar las guerras entre democracias avanzadas, a una unión entre países como es la UE.

Por otro lado, creo, una persona buena debe ser educada, entendiendo por educación no solo las buenas maneras sino la noción del bien y del mal. No creo que se pueda ser bueno si no se es Educado. Como también se puede ser malo si te han educado para ser malo o ser malo a pesar de haberte Educado.

Si se entiende por educación: las “buenas maneras” o como dicen los franceses “la politesse” está comprobado que se puede ser una buena persona y no ser “muy educado” o una mala persona y “muy educado” Claro que el no va más el Bueno y educado como lo peor es malo y mal educado.

No obstante en entornos donde se educa a niños en las mismas condiciones, por ejemplo un orfanato, salen personas muy buenas, y muy malas aunque la mayoría casi educada. Pienso también que se nace siendo UNO y que la influencia del entorno externo al núcleo principal, la familia o un orfanato, te hacen ser mejor o peor persona, más o menos educado, independientemente de la educación que se haya intentado inculcar.

Y como todo puede mejorar o empeorar a lo largo de la vida nada queda fijado y se puede mejorar o empeorar a lo largo de la vida.

Siempre he pensado que la maldad de los demás no deben reducir nuestra bondad. Para ser una buena persona hay que esforzarse y resistir para no ir poco a poco cayendo en el lado gris primero y oscuro a veces.
name: A.Corpas

Anónimo dijo...

Gracias por tu interesante aportación. Bienvenido

Anónimo dijo...

Creo que lo ideal sería que ambas cosas estuvieran unidas. Pero como todo ideal, no siempre se materializa. Las buenas maneras a veces esconden detrás malas personas.
Se me viene a la cabeza la típica frase que pronunciaba el vecindario cuando descubrían otro piso de ETA. El periodista siempre preguntaba que si habían notado algo y la gente respondía "que va, si era un chico majísimo, muy educado". Lo mismo sucede en muchos casos con los maltratadores. Buenas maneras que ocultan asesinos.
El caso contrario también se puede dar, alguien que no sea muy educado o carezca de buenas maneras pero que sí sea buena persona.
Sin embargo creo que de una manera "natural" nos inclinamos por asociar educación con bondad y creemos que si en una persona existe la primera inevitablemente también estará la segunda.

Cristina.

Anónimo dijo...

Las buenas maneras son discutibles en mi opinión. Una persona puede emplear buenas maneras a modo de "atrezzo" de su verdadera personalidad y su interior, como el ejemplo que ha puesto Cristina de los maltratadores, que aparentan una imagen difícilmente apreciable a simple vista.

La esencia-apariencia de lo que nos rodea es lo que verdaderamente releva la importancia del debate al terreno de la ética. La esencia de las buenas maneras es que, detrás de ese comportamiento social y políticamente correcto, haya una buena persona que actúe honradamente y con un sentido de justicia para con la sociedad. Respecto a esto último, debemos tener en cuenta que no todos hemos sido educados con los mismos modales, éstos varían según el contexto en el que nace y se desarrolla la persona.

A mi parecer, en este sentido nos importan más las buenas maneras que la moral de las personas, pues es fácilmente criticable la persona que detrás de unos discutibles modales esconde unos valores respetables. Y esto no ocurre a la inversa con la impresión que nos provoca la fachada de las personas.

JCARLOS C.

rafael alburquerque dijo...

no se porque me atrevo a seguir escribiendo si no logro a traves de la escritura lo que quiero, pero eso es otro cantar , lo que quiero decir ahora es que un pigmeo -de los que se comen a los hombres- dice yo mato a un hombre porque quiero comer , me he enterado que existen otros que matan cientos en un solo dia y no son para comerselos, ¿de que educacion estamos hablando? si obras son amores y no buenas razones ¿no?

Anónimo dijo...

Me atrevo a entrar en este post a pesar de no ser alumna de esta signatura xk me parece interesante el subtema abierto por Julia en su entrada.

Y es que yo precisamente que vengo de educación, y por mis estudios anteriores y mis trabajos posteriores he tenido la oportunidad de ver y observar la educación desde uno y otro lado, y es por esto que en primer lugar me gustaria hacer una pregutna ¿de que educación hablamos? Educacion como todos sabemos es mucho mas que una escuela, educación es una escuela, es una familia, es una saociedad y es la propia voluntad de educando; y Todos esto factores es muy dificil que conincidan en una misma línea de aprendizaje, por lo tanto creo que al hablar julia de una educación completa yo hablaria de una educación integra de todos estos factores.

Una vez dicho esto yo no creo que la educación haga buenas ni malas personas, es más no creo que cree personas eduacadas o no, a pesar de que creo en mi trabajo y respeto y creo enormemente en el trabajo de la educación, pero yo no creo que en la educación como arma para crear a las personas más idílicas y perfectas de la tierra, yo creo que la eduación lo que ofrece es un herramienta para conocer el mundo, un mundo que dependiendo del conocimiento que de el se tenga y dependiendo de la actitud que tenga uno para conocerlo y para actuar en el sera mejor o peor, y será mas buena o mala la persona en cuestión, pero al fin y al cabo hablamos de actitud, de voluntad, hablamos del poder del ser humano y no de educación.

Y para ello, solo basta mirar a nuestros alrededor y mirar que incluso en las familias mas prestigiosas y niños educados en los mejores colegios y en las mejores familias suelen descarrilarse y surgen niños conflictivos donde no los ha habido antes y surgen niños problemáticos donde no debería de haberlos

CHARY LARA LOPEZ

remidel56 dijo...

Palabras, palabras, palabras y... conclusiones... experimentales de todo género. Pero en el periodo de relatividad universal que nos toca vivir, permitidme preguntar:
¿Qué es educación? ¿En qué consiste educar? Realmente puede decirse que etimológicamente viene de "educere"? No sería más exacto derivarla de "inducere" y hablar más de inducir a pensar y actuar según unos usos y normas mejor que de "sacar fuera" las cualidades internas de los individuos?
Por otro lado, a qué llamamos bondad, cuando lo que se predica como bueno en unas circunstancias concretas o para determinado grupo de personas pasa a ser maldad si las circunstancias cambian o el grupo de personas al que nos podamos estar refiriendo es otro distinto?
Dos mil quinientos años de filosofía y todavía la "alezeia" no se ha manifestado con la brillantez absoluta con que es posible que esté dotada!!!
Todos los filósofos, a través de la historia la han ido buscando y ninguno ha dado con la clave... persigamosla de continuo y seamos conscientes de que nadie la alcanzó en su totalidad, de este modo podremos dialogar sin dogmatismos!!!
Seamos educados y buenos por convicción, sin reparar si lo uno conlleva lo otro o viceversa

Iván Fernández dijo...

Bueno respondiendo a las preguntas planteadas creo que ni una persona educada tiene porqué ser buena persona ni una buena persona tiene porqué ser educada, quizás esta segunda respuesta es la que más controversia pueda generar, pero me remito a las cuestiones que ya se han planteado por otros compañeros,¿qué es ser buena persona? ¿qué es una persona bien educada? como ya se ha dicho, esto cambia según las épocas, contexto social, familiar, etc.
Por otra parte, está claro que lo que en nuestra sociedad entendemos por una buena persona no se genera a través de la educación académica (estoy totalmente de acuerso con los argumentos empleados por Chary, no voy a repetirlos), sin embargo, una buena educación moral-ética de una persona desde que nace debe influirle para que se genere en ella un sentimiento de bondad hacia el entorno que le rodea (buena persona, íntegra). Por otro lado, una persona con buenos modales (no con una educación integral), como las que aparecen en la ilustración pueden ser las más mezquinas del planeta.
En definitiva, una buena persona, ¿nace o se construye a través de la educación?

Rosa Colmenarejo dijo...

¿Haced lo que queráis o lo que debáis? Recuerdo la peli de Spike Lee, "Do the Right Thing" (1989), haced lo correcto del modo correcto... Para mi, ser buena persona lleva implícito ser persona educada, respetuosa, amable... al menos en lo individual. Las cosas parecen complicarse cuando se actúa en grupo, lo correcto parece dictarlo entonces un "otro" que se atribuye autoridad moral en forma de "ideología". En el caso de la peli, los chicos negros reclamaban su identidad en el barrio, finalmente de muy malas maneras, a pesar de que eran buenos chicos... Parece el camino ineludible de las revoluciones que se suceden en estos días. Trailer: http://www.youtube.com/watch?v=muc7xqdHudI

Yolanda Picón Moreno dijo...

Creo que no tiene que ver una cosa con la otra. Muchas personas gozan de unas buenas maneras estupendas pero en lo que atañe a la moral (a ser buena persona)dejan mucho que desear. Y en cambio, gente que no ha recibido una educación formal resulta tener unos valores y principios sólidamente establecidos a pesar de revelar una importante tosquedad en las formas. Ahora bien, si una persona con una moral correcta (algo que yo entiendo como procurar el bien para los demás y no hacer daño con tu propio interés a los que te rodean), ha tenido acceso a la educación general, pretenderá, la mayor parte de las veces, en hacer coincidir esa bondad interna con la bondad de sus formas externas de manera que resulte agradable en todos los aspectos para aquellos que le rodean. En conclusión, las buenas maneras son sólo eso, maneras o formas, que no tienen por qué reflejar el fondo de la persona. Aun teniendo esto claro, y caminando hacia una desconfianza cada vez mayor, debemos ser conscientes de que le compramos antes algo a alguien que parece tener buenos modales, que a otro que carece de ellos, nos dan más confianza los buenos modales aun sabiendo que es problable que sólo sean una fachada...y nos vayan a engañar...de hecho, creo que yo desconfío de aquella gente que es "demasido amable". ¿Vosotros no?

Yolanda Picón Moreno dijo...

Y, atendiendo al otro aspecto puesto de manifiesto en el blog, a la eterna disyuntiva de que si las buenas personas "nacen o se hacen", pienso que el ser humano, el Buen Salvaje del que hablaba Rousseau es una utopía. Creo que el ser humano no es bueno ni malo por naturaleza, únicamente es un animal y como tal, debe sobrevivir. Aprende, y por ello la educación a la que el niño tenga acceso es fundamental pero, son importantes también ciertas inclinaciones o capacidades que están más desarrolladas en unos u otros: la capacidad de aprender y de sobrevivir adaptándose a las circunstancias es diferente y es lo que que va formando a la buena o a la mala persona. Puedes adaptarte, o luchar en la vida, aprender mecanismos validos en tu educación o posicionarte respecto a tus iguales utilizando diferentes armas, los que recurran a un tipo serán buenas personas, los que recurran a otras, serán malas. Y creo que, sobre todo, en la primera parte de tu vida no será una decisión consciente del todo.

Ana María dijo...

Retomando las preguntas de la entrada, me gustaría dar mi opinión. A mí me parece que una buena persona por lo general, sí es educada con el resto de la gente, su moral hace que lo sea aunque no haya recibido unas enseñanzas muy "exquisitas" por parte de sus educadores, pero el ser buena persona ya lleva dentro de sí el ser educado con los demás, porque eso sale del interior de cada uno y no solo se aprende.

Pero el ser educado, no quiere decir que seas buena persona, porque la educación se puede aprender y utilizar como un arma de doble filo para engañar o dar una imagen que no es la real. Pero como ya he dicho, el ser buena persona va dentro de cada uno, ya se nace con ello, aunque la sociedad en la que vivimos puede corromper, desde mi punto de vista, el ser buena persona que en principio creo que es lo que tenemos dentro. Como veis parto de la teoría de que el hombre no es malo por naturaleza, sino que es la sociedad la que puede llegar a corromperlo. En este sentido me acerco más al pensamiento de Rousseau. Y también apoyo la teoría que he leído en comentarios anteriores de que lo ideal será que ambas cosas estuvieran siempre unidas, aunque lamentablemente no siempre lo están.

Anónimo dijo...

Es difícil no estar de acuerdo con TODOS vosotros, lo cual me resulta sospechoso. Han aparecido varios temas distintos aunque relacionados: educación, cortesía o buenas maneras, la bondad/maldad natural de las personas...Pero quizás todos hayáis planteado el tema desde una perspectiva individual. Tirando del hilo planteado por Yolanda, ¿tiene la cortesía una utilidad moral?¿Podría existir una sociedad con un nivel de moralidad digamos aceptable, si no tuvieran sus miembros unas mínimas buenas maneras? Y claro, ¿qué clase de buenas maneras?

Rafael

Ptholome dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Julia M. V. dijo...

La cortesía, las buenas maneras, son sólo eso, "buenas" maneras: formas. Son un artificio, pero vacío de contenido. Por eso entrecomillo “buenas”, porque la cortesía, para mí, no implica la bondad de las cosas ni su valor, sino solo una forma externa. Una forma que, quizá sea un prejuicio, tradicionalmente se ha considerado como signo de distinción social. Eso está ya obsoleto (espero).

La educación es algo más amplio y profundo que unas formas de cara a la galería. Educación es cultura, entendimiento, capacidad crítica, empatía y, entre otras muchas cosas, distinción entre lo bueno y lo malo; y es ahí donde entra la moralidad, formando parte de la educación.

Sin embargo, desde mi punto de vista, no hay tal relación entre moral y cortesía; puesto que las buenas maneras no requieren de la bondad de quien las pone de manifiesto. Serían, si acaso, una pequeña parte dentro de la educación, pero en el sentido de "politeness".

Ptholome dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Julia M. V. dijo...

Quiero hacer una aclaración. En mi intervención anterior no he querido decir que la cortesía - sea “politesse” o “politeness” – no sirva de nada o no tenga ningún valor o sea algo negativo, al contrario; sólo he planteado que no tiene por qué estar estrechamente relacionada con la moral, con la bondad. Porque en ocasiones puede ser un escudo para aparentar bondad o conseguir la simpatía de los demás; y también, por otra parte, puede ser uno bueno y olvidar las formas en ciertos contextos donde no son necesarias, aunque estos casos sean más extraños. Por eso digo, cuidado con la cortesía cuando no va acompañada de educación, bondad y buenas intenciones.

Y como hace tiempo que no pongo “frasesita”, aquí dejo una de Groucho Marx: “Disculpen si les llamo caballeros, pero es que no les conozco muy bien.”

Ptholome dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Juan Caballero Castro dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Juan Caballero Castro dijo...

Por ser una persona educada, no necesariamente se es buena persona.Ahí quedan muchas personas, llamémoles banqueros, políticos, etc...que son bastante educados pero...¿son buenas personas?.En mi humilde opinión y por mi experiencia, opino que no.

La educación, tal cual ha afirmado Julia, es muy importante para conseguir esos valores mínimos para convertirte teoricamente en "buena persona", pero creo que es sólo una elección.

Sí es bien cierto que si de niños no se nos educa en valores, ya sea de ética y de moral, es seguro que de mayores no los vamos a tener.

Si eres buena persona, de verdad, pienso que sí eres educado tanto por las cosas, como por el respeto a las personas.

Se puede tener una opinión muy contraria a la que tiene otra persona pero en un coloquio se rebate la afirmación de la otra persona educadamente y dando razones con fundamento y no como he podido comprobar de primera mano, personas que dicen ser educadas y cuando debates con ellas, deciden dar voces y hacer caso omiso a tus explicaciones sin dar algun motivo con fundamento.

Con todo esto, pretendo exponer que no existe una relación SINE QUA NON entre SER BUENA PERSONA y SER EDUCADO.

JUAN CABALLERO CASTRO.