domingo, 12 de febrero de 2012

Las emociones de un robot


En un escaparate de Tokyo este maniquí androide "trata" de atraer a los clientes del día de San Valentín. Se supone que puede reaccionar ante las emociones del público, y también expresar emociones. El tema de las relaciones emocionales con robots o muñecos ("enamorarse de una muñeca"), es quizá tan antiguo como el propio deseo sexual. La mitología clásica nos cuenta el drama del rey Pigmalión, quien se enomoró de la estatua que había creado. Más modernamente, y sustituyendo amor por sexo, el cineasta español Luis García Berlanga estrenó en 1973 su polémica e interesante película "Tamaño natural". Y mucho más recientemente, el norteamericano Craig Gillespie, ha filmado una versión romántica (digamos) del asunto en su "Lars y una chica de verdad". Pero dejemos aparte el tema del deseo sexual relacionado con cosas (el fetichismo), y tratemos un momento de reflexionar sobre el lenguaje que usan las emociones: ¿puede un robot como el de la foto "expresar" emociones si realmente, dado que es una máquina, no puede sentirlas?

18 comentarios:

Gala dijo...

Supongo que ni teniéndolos pueden expresarlos, pero no sería la primera vez que veo a un “humano androide” hacerlo. ¿Cuántas veces, alienados trabajadores, nos han sonreído detrás de la barra de alguna cadena de comida rápida? Simulando y haciéndonos creer que son felices, y que se alegran que llegues a las dos de la mañana a por una hamburguesa… No me extraña que un robot los imite, ni que humanos, de compras en “San Valentín”, los reciban como auténticos afectos. ¿Quiénes están más alienados? Al menos las máquinas no mienten, solo sonríen y reproducen su programación.

Me indigna que el gasto en perfumes mundial pueda erradicar el hambre.

Buenos días mundo!

Persephone (Filosofía/Hist. del pensamiento ético-político) dijo...

Pienso que la expresión de emociones es un diálogo. Cuando vemos alguién que risa, a condición de que no está riendose de nosotros, puede producir una reacción parecido para nosotros... queremos establecer relaciones emocionales con otras personas. Algunas personas sonrien cuando ven cuadros que expresan la felicidad... otros sienten dolor o tristes a ver películas tristes aúnque sean fictivas... eso no sería la misma cosa? Ni la pintura ni el actor origina las emociones particulares, pero todavía afecta el público.

Me interesa que siempre oímos de hombres amando a muñecas o estatuas y nunca de mujeres en esta condición. Me pregunto si es porque la situación de la mujer en la Grecia Antigua, como en el caso de Pigmalión, era casi como si fuera una muñeca, o si es que las noticias/las medias solo hablan del caso de hombres y muñecas...

JCARLOS CARAZO dijo...

No podemos hablar de sentimientos si nos referimos a un robot porque simplemente no pueden sentir, no tienen esa capacidad. En cuanto a reproducir emociones, ciertamente estos comportamientos humanos pueden ser imitados si programamos un robot con esos intereses.

Las propias personas -y sigo el argumento de Gala- simulamos sentimientos y emociones de forma artificial, aun teniendo la capacidad de sentir. La propia alienación en un trabajo o engañar a tu pareja son algunos ejemplos propios de los seres humanos, con la capacidad de sentir y mentir de forma natural.

Buenas noches compañeros, toca un poco de lectura antes de dormir.

Julia dijo...

Lo primero sería aclarar qué entendemos por “expresar”. Si consideramos que expresar es demostrar a los demás lo que uno siente o quiere, evidentemente un robot no puede expresar nada, sino actuar de un modo programado.

Sin embargo, según el DRAE, expresar es “Manifestar con palabras, miradas o gestos lo que se quiere dar a entender”, lo cual no quiere decir que el robot tenga que expresar algo propio, sino que podría expresar lo que otra persona quiere (el humano que lo programa). En ese caso, el robot sería el instrumento o medio a través del cual un humano (el “programador”) quiere expresar algo, aunque en este caso sea con fines comerciales más que emocionales. Al igual que lo es el lienzo para el pintor – y ahí coincido con Persephone. El robot es sólo el medio, igualmente válido, aunque quizá sea más espeluznante, porque en ocasiones su expresión pueda parecer más real que las forzadas sonrisas de los alienados trabajadores.

Deberíamos considerar más a menudo si queremos vernos a nosotros mismos como robots.

Ana Pilar F. E. dijo...

Yo considero que, al igual que la música, la pintura, la escultura... y demás formas de arte y expresión, un robot también puede funcionar como medio (como bien han escrito otros participantes en este foro) capaz de producir sensaciones, emociones y, al fin y al cabo, sentimientos en los seres humanos. ¿O acaso no nos emocionamos, a veces, cuando vemos algunas obras de arte verdaderamente sublimes?

Aunque, por supuesto, ese robot no tenga emociones propias, estoy segura de que será capaz de expresar y provocarnos todos aquellos sentimientos que su creador haya querido Y SIDO CAPAZ de expresar.

Eva MHG dijo...

Yo creo que un robot sí puede expresar emociones (siempre que haya sido programado para ello), aunque realmente no sea capaz de sentirlas.

Coincido con alguno de mis compañeros en que incluso el ser humano es capaz de expresar emociones que no siente.

Para mí, el asunto, estaría en si otra persona es capaz de recibir esa emoción que se intenta transmitir, (ya provenga de un robot, de una obra de arte, como de otra persona), o no.

Hay personas falsas que intentan que creas emociones que realmente no sienten, al igual que este robot, que intenta expresarte una emoción falsa para que te sientas identificado con él, y en este caso, se consiga el objetivo de la persona que lo programó: que compres en esa tienda cualquier artículo.

Por tanto, creed lo que realmente debáis y no os dejeis llevar por engaños... que hay muchos...

Valle dijo...

Para mí, un robot puede expresar emociones y conseguir que nos afecte tanto como si fuera una persona real. Los seres humanos no sólo nos emocionamos con los seres humanos, también algo escrito, una imagen, en incluso un animal... puede hacer que nos conmovamos, por lo que no sería tan raro que un robot lo consiguiera.

Ahora sí, por mucho que puedan expresarlas, no creo que puedan llegar a sentirlas como nosotros. Creo que es algo particular del ser humano, que tal vez no tenga explicación, pero que sabemos que sentimos. Por esta falta de explicación, es difícil saber cómo funciona ese "algo" que nos hace sentir y, por tanto, imposible de "instalárselo" a un robot.
Alguien podrá decir: Estos sentimientos son producto de reacciones químicas… Pero para mí hay algo más... Algo que hace imposible buscarle una razón a estos sentimientos y que nos impide hacer que los robots lo sientan.
Es algo que se quedará en películas o libros, ya que todo lo que sale en ellos no se hace ni se hará realidad en un futuro, por lo que no sería un argumento demasiado fuerte como para hacernos pensar que ese “sentimiento robot” sucederá.

He encontrado un vídeo en el que se muestra los movimientos de esta robot: http://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=9TayMJ1pqzo
A pesar de que sus sentimientos no sean reales, me parece algo impresionante.

Rocío dijo...

Pienso, desde mi punto de vista, que un robot no puede expresar emociones porque no puede sentirlas ya que no tiene sentimientos. Lo que sí puede es transmitirnos una serie de emociones y de acciones por la que está programado, y así llamar la atención de las personas. Un robot sería capaz de sentir si logra ser consciente de si mismo y de que interactúa con el medio en el que se encuentra, comprendiendo la realidad. Obviamente, no creo que un robot llegara a eso porque necesitaría estar dotado física y mentalmente como las personas.

Aun así, ha conseguido llegar hasta nuestros sentimientos y ha sido capaz de llamarnos la atención preguntándonos si puede sentir o si sabe qué está haciendo. Por lo menos tenemos la certeza de que un robot, a no ser que lo programen, no puede mentirnos ni llegar a hacernos daño como lo hacemos las personas. Últimamente, la tecnología evoluciona sin cesar quién sabe si algún día podrá un robot llegar a sentir o hacer algo por si mismo sin estar programado.

Julia dijo...

La ciencia avanza a toda prisa: pronto podremos crear móviles sin pantalla, holográficos, coches alimentados con energía solar,
o robots de cocina que lo hacen todo por nosotros. Sin embargo, el ser humano seguirá tropezando en la misma piedra, la gente seguirá muriendo de hambre, o de gripe, por no poder acceder a medicamentos básicos que aquí desperdiciamos o a simple agua potable...
No me opongo al avance de la ciencia, al contrario, pero sí critico duramente el sistema en el que estamos inmersos. En el fondo, quizá seamos como ese robot, controlados al antojo de "nosequien", desviando nuestra atención de lo que es realmente importante, porque prefieren que nos miremos al ombligo y cruzemos los brazos, obedientes.

María Alférez dijo...

En mi opinión, toda obra creada por el ser humano puede expresar emociones, esté o no destinada a ese fin. Es erróneo decir “este cuadro expresa mucho”, ya que una pintura no expresa nada porque no es más que un trozo de tela. Esas emociones las creamos nosotros, los espectadores son los dotan a cualquier obra de sentido y significación ya que rellenamos los huecos vacios de cada obra con nuestra propia experiencia y de este modo puede hacernos sentir toda clase de emociones. ¿Si un cuadro puede emocionarnos, por qué no un robot?

Jennifer M. dijo...

En mi opinión, los sentimientos y las emociones no pueden ser sentidos por una máquina. Pueden expresarlos a través de gestos y palabras porque no se necesita sentirlos realmente para poder expresarlos. Al igual que hay programas creados para realizar operaciones matemáticas, capturar vídeos o sincronizar distintos dispositivos, creo que no es imposible hacer un programa que permita a los ordenadores, máquinas o/y robots poder expresar sensaciones humanas. Sin ir más lejos, tenemos el caso de la película Matrix en la que las máquinas tienen un pensamiento propio, pueden expresar ideas pero no pueden sentir. Yéndonos al país del sol naciente, hay un manga que refleja muy bien lo que es el amor por un robot androide. Del manga del que hablo es Chobits (http://es.wikipedia.org/wiki/Chobits). En esta interesante historia, se nos narra la relación que mantiene un chico de unos 19 años con un persocon (un robot androide) que ha encontrado en la basura y que tiene la apariencia de ser una chica rubia de unos quince o dieciséis años. Llegado a un punto de la historia, este peculiar robot se enamora del chico, algo que resulta ser recíproco. La idea que queda patente al final de la historia es que el creador del robot inventó un programa por medio del cual hacía que pudieran sentir las emociones humanas los robots. Por eso no me parece descabellado que dentro de un futuro (más o menos lejano) pueda existir dicho programa y acabemos todos con un robot de estos en casa.
Un saludo.
Jennifer

Yolanda Serrano dijo...

Yo resumiría mi opinión en pocas palabras: los robots pueden expresar, no sentir. Un robot no tiene la capacidad de sentir, solo de transmitir las emociones, o mejor dicho, las pautas o pasos a seguir que su programador ha querido plasmar en él.
Realmente, pienso que sería difícil que una máquina me transmitiese algún sentimiento o emoción; solo es el medio a través del cual podemos ver reflejados los sentimientos o emociones de las personas, que somos las que realmente tenemos "ese algo" del que habla Valle.
Más bien, las emociones o expresiones que les son transferidos a un robot me producen atención, ya que siempre es curioso ver a una máquina reproducir gestos o sonidos que nosotros mismos hacemos.
¿A quién intentamos engañar? Podemos verlos, admirarlos, escucharlos... pero en el fondo sabemos qué son realmente, por eso no me transmiten nada.
Es más, en casi todos los sitios donde he leído noticias sobre creaciones de robots, únicamente destaca: robot que "muestra" emociones, robot que "imita" emociones.
En definitiva, creo que estas máquinas solo son capaces de llamar la atención y, debido a los fines con los que son creados, "mostrar" emociones "instaladas".

Enrique dijo...

No es de extrañar que se utilice un robot con forma humana para vendernos lo que se hace puesto que estando en el sistema que estamos lo que se trata es de comprar, consumir en definitiva, vendernos algo, sea lo que sea. En cuanto a que si tiene emociones o no, bueno ahora mismo se le mete un programa y a charlar se ha dicho. Como ejemplo tenemos los robots de cocina, que dicho sea de paso yo no utilizo (yo es que soy un clásico), que creo te van indicando los ingredientes para hacer lo que te apetezca y esté programado. Pero dales tiempo que no descarto que te hagan un replicante (Blade Runner-1982, Rydley Scott), pero eso sí como en la película mencionada que tenga fecha de caducidad, para que transcurrido el plazo de utilización te compres otro, o bien como en la película “Yo, Robot-2004; te crean uno nuevo, y chico/-a como con los móviles te crean la adicción para que compres el último modelo.

La película de García Berlanga, la vi hace mucho tiempo y me impacto, pero la película Blade Runner va mucho más allá, quien no la haya visto que lo haga es tremenda, una corporación crean replicantes humanos para los distintos trabajos a realizar, incluido el sector del entretenimiento sexual, pero …; otro ejemplo cinematográfico lo tenemos en la trilogía de Terminator, o bien Matrix.

Perdonad si me he enrollado, para terminar deciros que yo no descarto ningún avance en este sentido, unir genética con robótica, suena a ciencia ficción actualmente. Sino que se lo cuenten a Julio Verne (20.000 leguas de viaje submarino, De la Tierra a la Luna, por ejemplo).

Que os sea leve.

Belén dijo...

En primer lugar parto de la base que los robots al igual que las pinturas, esculturas u obras musicales no sienten, porque son objetos inertes incapaces de producir emociones. Creo que tienen la capacidad de producir en los espectadores emociones y sentimientos, pero creadas por nosotros mismos partiendo de la expectación del robot, en este caso. Al igual que las obras de arte no pueden expresar sentimientos, sino producirlos en nosotros y comunicarlos.

Anónimo dijo...

Sara de Cabo Agustín.

Supongo que claro que puede "expresar" emociones aunque no pueda sentirlas.
Simplemente es actuar, también los actores representan sentimientos que en realidad no están sintiendo.

Me recuerda a la película Equilibrium, en que matan a aquel que manifiesta algún tipo de sentimientos.

Morgan Deumier dijo...

No pueden expresar emociones que no sienten. Sin embargo, si podemos engañarnos ante un robot que simula la 'expresión' de un sentimiento.

La mimesis de una expresión facial es superficial, es el significante de una mentira. La mentira se dedobla en la mirada del hombre, nos complace ver estatuas que nos representan, provoca un cierto placer de ser objeto de idolatría. Aunque seamos nosotros mismos los iconódulos, pero eso preferemos olvidarlo. "Las estatuas también mueren" (Marker).

Morgan Deumier,
Alumno de Historia del pensamiento ético-político
070918 178

Teresa J dijo...

El ser humano es unico,no creo que un robot pueda sentir emociones,podra imitarlas pero de alli a sentirlas es toda otra cosa.Teresa J.

Jessica dijo...

El estudio de las emociones constituye un tema primordial en el pensamiento humano.El ser humano , por su evolución ,ha indagado en el tema para aplicarlo en la ciencia con el interés de crear una máquina o robot perfecto que sea capaz de reproducir esas emociones que caracterizan al ser humano. Aludiendo a la cuestión planteada,pienso que un robot no sería capaz de expresar estas emociones que caracterizan al ser humano ,ya que los robots sólo siguen una serie de datos preestablecidos para reproducir por ejemplo una sonrisa ,es decir, los robots son capaces de imitar emociones porque está establecido en su base de datos ,pero no expresarlas o sentirlas , ya que las emociones que expresa el ser humano proviene de unos impulsos ligados al mundo racional en que se encuentra inserto.
Así podremos observar filósofos como Aristóteles,que considerarán la emoción como una reacción del ser vivo a una situación que le es favorable o desfavorable :
«La emoción es toda afección del alma acompañada de placer o dolor,y en la que el placer o de dolor, y en la que el placer y el dolor son la advertencia del valor que tiene para la vida el hecho o la situación a la que se refiere la afección misma,así las emociones pueden considerarse como la reacción inmediata del ser vivo a una situación que le es favorable o desfavorable»(Nicola Abbagnano:Diccionario de Filosofía[4a edición.]México:FCE 2004 . p.351)
Para finalizar, considero que se puede comparar a los robots con las pinturas o cuadros donde aparezcan personas mostrando emociones,ya que en ellos el pintor pinta las emociones para intentar plasmarlas, tal como el robot imita las emociones que le son programadas.


Un saludo,Jessica Jiménez Delgado(2º Filología Hispánica)