martes, 14 de mayo de 2013

LA RESPONSABILIDAD SOCIAL CORPORATIVA, UN GRAN NEGOCIO PARA LAS MULTINACIONALES

(Fuente: http://www.developmentcrossing.com)

 El día 13 A. Pernichi, de la ONG "Paz con Dignidad" dio una charla sobre la RSC (¡gracias!). En un libro coeditado por dicha organización, "Diccionario crítico de empresas transnacionales" (Icaria/Antrazyt, 2013), Dorleta Peña afirma (p. 206): "la RSC, un gran negocio para las multinacionales"
... Y yo me pregunto: ¿y eso es malo? ¿por qué sí/no?



14 comentarios:

Sergio Castillejo dijo...

La RSC es un tema que para las grandes multinacionales no les repercute mucho, por no decir nada, sobre su cuenta de resultados. No hay nada más que recordar los pequeñísimos porcentajes de beneficios que grandes corporaciones dedican a la RSC, según pudimos ver en una diapositiva de la exposición.
La RSC no es una meta o un fin hacia el cual tiendan estas empresas para su alcance; es más un tema de estrategia. Lo ecológico, lo social, lo bien hecho, repercute en una imagen más buena de la transnacional.
Por lo que doy mi opinión a favor de que la RSC es un claro negocio, ya que para hablar de un concepto de “RSC limpio” todas ellas deberían, por ejemplo no cotizar en paraísos fiscales, adoptar las normas laborales propias de su país también en aquellos que estén deslocalizadas, etc.

Palmira Soriano Bernier dijo...

En 1970, Milton Friedman, premio Nobel de economía, publicó un artículo enNew York Times titulado "La responsabilidad social de las empresas consiste en elevar sus beneficios". Aunque estamos en el año 2013 las empresas no han cambiado sus objetivos de maximizar los beneficios por ello y también por la poca conciencia que tienen los ciudadanos sobre el medio ambiente estamos ante un proceso de cambio climático que ya lo estamos viviendo, por ejemplo en Córdoba llevamos unos años que del inverno pasamos directamente al verano y las temperaturas máximas y mínimas de estas estaciones son extremas.
Aún con los datos que tenemos la RSC de las empresas no es su prioridad sino que la usan como marketing para mejorar su imagen.
Ahora más en periodo de crisis las empresas se aprovechan de la poca renta disponible de los ciudadanos y le ofrecen productos de menor precio pero por supuesto también de menor calidad, un ejemplo es:
El *basa-pangasius*, es un *nuevo pescado asiático* que se puede encontrar en varios supermercados (MERCADONA, SUPERSOL, EUROSKI, ALCAMPO etc), en forma de filetes y a precio muy barato.
Los basa-pangasius están infectados con elevados niveles de venenos y bacterias (arsénico de los residuos industriales, tóxicos y peligrosos subproductos, del creciente sector industrial), metales contaminantes, fenoles policlorados (PCB) o DDT y sus (DDTs), clorato, compuestos relacionados (CHLs), hexaclorociloxano, isomeros (HCHs) y hexaclorobenceno (HCB).
Básicamente éstos son peces tratados con hormonas inyectables (producidas por una empresa farmacéutica china), para acelerar su proceso de crecimiento y reproducción.
Al comprar estos productos de baja calidad estamos colaborando con empresas gigantes, especuladoras y sin escrúpulos, que no se preocupan de la salud y el bienestar de los seres humanos sino de sus propios beneficios.
Tal vez la solución sería obligar por ley a estas empresas a que su RSC se real y se aumente el porcentaje de beneficios dedicado a esta.

Anónimo dijo...

Nice post. I learn something totally new and challenging on blogs I stumbleupon everyday.
It will always be interesting to read content from
other writers and practice something from other websites.


Stop by my homepage ... http://slimlipoplusdiet.com

Sonia León Alcaide dijo...

Pienso que la RSC es utilizada principalmente por las grandes empresas incrementar sus beneficios, como dice Sergio, no es un fin para las empresas sino un medio para el único objetivo que tienen maximizar sus beneficios.

Lo cual, según yo lo veo no es un hecho negativo, porque aunque sea mirando hacia ellas realizan grandes actos beneficiosos para la sociedad y para el medio ambiente como puede ser donar dinero a bancos de alimentos, coleborar con alguna ONG o instalar procedimientos de producción que protegan al medioambiente.

Mi conclusión es que sí, la Responsabilidad Social Corporativa es un gran negocio para las multinacionales pero también un gran beneficio para la sociedad en general, por lo que apuesto por la RSC anque la mayoría de las empresas lo hagan unicamente mirando su cuenta de resultados.

Ismael García Cerezo dijo...

Opino que la RSC ha tenido una tendencia que beneficia más a las empresas que a los ciudadanos. Puesto que con actos de la RSC las empresas obtienen una mejor reputación y por tanto posicionamiento en su sector, mejorando la imagen de cara a los consumidores que sin duda elegirán sus productos.
Además para las multinacionales como comentaba Sergio, apenas suponen un gasto significativo de sus balances, y a través de los cuales les beneficia de forma directa en sus ventas, sin duda la imagen que da al contribuir en acciones solidarias aumenta en sí mas el beneficio que lo que podrían retribuir mediante su RSC.
También cabe destacar que si que supone un beneficio para aquellas asociaciones, ONG, o actos que ayuden de manera solidaria a las personas más desfavorecidas o que mejoren estructuras.
Hoy en día la RSC es otro punto más de ética/marketing el cual las empresas empiezan a usar para generar más beneficios que lo que invierten en esto.

José Miguel Sánchez dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
José Miguel Sánchez dijo...

En este tema lo mejor es no engañarse, la RSC si es un gran negocio para las empresas. Y ante la pregunta: ¿Es mala esta situación para la sociedad?, la respuesta es no. Todo lo contrario. La sociedad, que se presupone interesada en que las empresas tengan altos niveles de responsabilidad social para con ella, tiene que aprovechar esta situación y exigirles más a las empresas a cambio de la buena imagen que ellos quieren: Si no tienen RSC, que se les exija y se les aliente a tenerla, y si tienen, que la amplíen. Es mucho más lógico y productivo conociendo la situación saber que quejarse porque la hacen sin sensibilidad y pensando solamente en el beneficio no lleva a ningún sitio. Al fin y al cabo gastan su dinero y mejoran aspectos de la sociedad.
Una solución es pues, exigir a estas empresas un mínimo de RSC y opción a grandes galardones que al obtener, mejoren su reputación por ampliar su RSC contribuyendo así a una mejor sociedad.
Las empresas tendrán la buena imagen que quieren y la sociedad, la responsabilidad social corporativa en las empresas.

Sara Martínez Maturana dijo...

La RSC es un tema que la verdad se ha puesto de "moda" en los últimos años para las grandes empresas, las cuales su principal objetivo siempre ha sido aumentar su beneficios, de los cuales poco ha sido el porcentaje dedicado a este tema. La RSC para las multinacionales es
una herramienta que, además de evitar deteriorar su imagen corporativa, es muy
rentable económica y socialmente, por ello muchas de estas empresas han ido dedicando en los ultimos años parte de sus beneficios a la RSC.
Desde mi punto de vista y a favor de la RSC puedo decir que lo veo bien, ya que las empresas realizan actos que benefician a la sociedad, aunque como dicen mis compañeros para algunas empresas solo sea para buscar su beneficio propio.

Marta Tena Ortiz dijo...

La RSC es una práctica que llevan a cabo las empresas basando sus negocios en principios éticos y cumpliendo la Ley. Por lo que dicho esto, contestando a la pregunta ¿es bueno que ésta sea beneficosa para las empresas?, bajo mi opinión sí, aunque en la actualidad este benefico es excesivo en algunos casos, ya que la RSC no está vinculada en su totalidad a obras de beneficiencia sino que está correlacionada con las buenas prácticas encaminadas para el bien comunitario de la sociedad y para el propio interés de la entidad, pues bien éste último interés esta siendo mayor en muchas empresas, lo cual deja mucho que desear. De manera que de acuerdo con mis compañeros, manifestar que estoy de acuerdo con las prácticas de RSC pero que el porcentaje dedicado a ésta debería ser mayor y por supuesto mucho más encaminado al bienestar de la sociedad.

jose luis trapero fernandez dijo...

Desde mi punto de vista las RSC de las multinacionales son claramente un "arma" para la reputación de ésta, ya de por si todas deberían aplicarla como algo normal puesto que ellas también se relacionan con el medio y con las leyes de la zona en la que estén. Se benefician de ello?SI deberían? NO salvo que actúen muy diferente a las demás multinacionales y sus RSC

Sandra Fernández Cabello dijo...

La actividad empresarial debe ser rentable pero la empresa debe también devolver una pequeña parte del beneficio que recibe de la sociedad. Ése es el valor de la RSC. No es un estilo sino una meta. No todo es ganar dinero, hay que hacerlo de forma sostenible y coherente con tu grupo de interés y con la sociedad.
El tema de la rentabilidad de la RSC y su posible uso, legítimo o no, como un instrumento de marketing creo que siempre genera debate por los diferentes puestos de vistas que podamos tener cada uno sobre este aspecto, pero estoy segura de que todos estamos de acuerdo en que nada tiene que ver la RSC que hacen las grandes multinacionales, poderosa en medios pero poco probatoria de la ética y valores de esas firmas, con las que hacen las pequeñas y medianas empresas, de corte familiar y mucho más pegadas al terreno local. Un ejemplo claro de esto es la desaparecida Lehman Brothers, quien recibió multitud de premios por su filantropía y sus donaciones antes de quebrar en 2009 por escandalosas prácticas financieras.
Finalmente en cuanto al futuro de la RSC supongo que dependerá de la evolución y la demanda de la propia sociedad, pues aun no creo que exista una fuerte concienciación del concepto en nuestra sociedad.

María Dolores Sosa Gallego dijo...

Es sorprendente la utilidad que a la RSC le dan algunas multinacionales. Llevan a cabo prácticas abusivas contra el medio ambiente, o cualquier otro tema, y luego realizan algún acto de buena fe socialmente para "lavar" su imagen. Tienen grandes beneficios, pero aún así no consideran oportuno gastar su dinero en RSC. Sin duda, no saben lo que significa un buen comportamiento ético hacia la sociedad y hacia las próximas generaciones.
Sin embargo, otras empresas están concienciadas de la importancia de la RSC y por ello la incluyen en sus planes y objetivos.
Dicho esto, considero que la charla dada por la ONG "Paz con dignidad" es un acto importante ya que busca dar publicidad de la importancia de la RSC y que cada vez más empresas tomen conciencia de la misma y la lleven a cabo de una manera más seria.

Laura Silo Escobar dijo...

Laura Silo Escobar:

La Responsabilidad Social Corporativa trata de un conjunto de medidas voluntarias adoptadas por la empresa que recogen valores éticos y acciones responsables dirigidos a los trabajadores y trabajadoras, los directivos de las empresas y el resto de grupos de interés. Si esto implica, de forma indirecta, la obtención de un mayor beneficio por parte de las multinacionales, considero que no es malo. Aunque es cierto que estas medidas de RSC suponen un coste para las empresas, el beneficio obtenido por su mejora de reputación, posición respecto a competidores... es mayor. De este modo, todos salen beneficiados: multinacionales obtienen mayores rendimientos de su actividad y la sociedad se beneficia de esas medidas de RSC.
También quiero decir que, bajo mi punto de vista, la voluntariedad de la RSC se está viendo alterada. Esto se debe a que al estar incorporada en la mayoría de las empresas, se ha posicionado como aspecto fundamental en la visión de la reputación de la empresa para los consumidores y las empresas se "sienten obligadas" tomar dichas medidas de RSC.

Alba Ibarra Güixens dijo...

Claramente, bajo mi punto de vista, la RSC es un negocio más para las grandes empresas, que les sirve para, de alguna manera, lavar su imagen ante la sociedad y poder así obtener un mayor beneficio, ganándose la confianza de la gente. Piensan que simplemente haciendo una "buena obra" compensan todas las malas prácticas que hacen, o simplemente se dedican a cumplir la ley, sin tener en cuenta nada más.
Por otro lado, puede que, en el caso de algunas grandes marcas, nosotros mismos favorezcamos el uso de malas prácticas: pongamos el ejemplo de Nike, que todos sabemos las condiciones en las que trabajan, o al menos hasta hace poco trabajaban, sus trabajadores y, sin embargo, esta empresa no ha hecho más que aumentar sus beneficios, porque nosotros no hemos sido capaces de decir no, y no comprar esta marca, sino que por seguir la moda hemos hecho caso omiso de todo lo que estaba pasando.
Por eso, pienso que la sociedad tiene mayor poder de decisión sobre las empresas de lo que pensamos, y que si todos llegáramos a concienciarnos de las buenas prácticas empresariales, otro gallo cantaría.