domingo, 24 de marzo de 2013

¿COBRAN DEMASIADO?

Recientemente Suiza ha legislado que los accionistas pueden limitar el sueldo de los altos ejecutivos. Justo después, a principios de marzo, Michel Barnier,comisario de Mercado Interior, anunció que la Unión Europea presentará una iniciativa similar antes de fin de año. Mientras tanto los altos ejecutivos españoles siguen estando entre los mejor pagados de Europa . Pablo Isla (presidente de Inditex), que ganó en 2011 20,1 millones €, ha cedido este año el primer puesto a Alfredo Sáenz (consejero delegado del Banco Santander), quien ganó en 2011 8,23 mill. €. Pablo Isla ha ganado en 2012 6,48mill €. Ambos han reducido su remuneración respecto del 2011. En el caso del ejecutivo de Santander porque el Consejo de dicho banco redujo su remuneración un 34,6% en 2012; en el caso de Inditex porque la altísima remuneración del 2011 se debió a un premio especial en acciones de Inditex (datos de Expansión, 22/3/2013, obtenidos de los Informes de Buen Gobierno de dichas empresas). Los siguientes ejecutivos mejor pagados en las empresas cotizadas españolas pertenecen a Iberdrola, Telefónica, Repsol, Mercadona, Abengoa y Ferrovial.

Mientras tanto, en 2011, el 66% de los trabajadores andaluces ganaban menos 1774€ brutos al mes, y un 13,1%  menos de 687€ brutos/mes.¿Algunos ganan demasiado, o es sólo envidia?

15 comentarios:

Sergio Castillejo dijo...

Mi opinión acerca del tema se podría realizar desde distintos planos.
Una visión reduccionista en que las empresas privadas, como privadas que son pueden establecer su política de remuneración como ellos crean conveniente.
Desde un punto de vista ético/moral es cierto que sin caer en lo que es justo/injusto, choca bastante que existan esas diferencias de ingresos. Lo que yo siempre he defendido es que dentro de la misma empresa no deben de existir esas diferencias tan abismales. Es decir, si la empresa va bien, que vaya bien para todos. Hay una teoría o corriente de pensamiento en recursos humanos, que dice que no deberían de haber más de cinco escalones salariales dentro de una misma organización para el buen funcionamiento y motivación de todos los empleados.
Luego si lo miras desde el punto de vista de la productividad, si un trabajador es capaz de generar más de lo que gana, ¿por qué su empresa no se lo va a pagar?
También habría que tener en cuenta, el tema de que el ente público se meta a legislar los sueldos de empresas privadas. Esto supone una participación en cierta medida no muy adecuada. Ya que tendría que tener su espejo en la política retributiva de los cargos políticos pues es también en la mayoría de los casos es alta y además ostentan varios puestos de alto nivel.

María Gascón Barrera dijo...

Totalmente a favor de la opinión de Sergio, no lo podías haber definido mejor, lo único que añadiría a esta es: siempre nos viene a la cabeza la palabra ética cuando tenemos un problema al que enfrentarnos, y yo diría que la ética se debería de usar para no tener que enfrentarnos a dicho problema, por que digo esto, la crisis actual por la que estamos atravesando hace que nos demos cuenta de los diferencias abismales como dice mi compañero Sergio que existen entre sueldos, no es que cobre demasiado, es que siempre han cobrado eso, pero antes no nos importaba porque la mayoría de nosotros vivíamos muy bien, pero ahora...

Sonia León Alcaide dijo...

Pienso que los directivos de las empresas privadas deben ponerse el sueldo que ellos quieran, pues como propia empresa que es la gestionan como quieren y si además les va bien no es malo que cobren un alto sueldo.
Sin embargo si que es verdad que si las empresas mencionadas en el texto tienen dichos beneficios es en gran medida a la labor que hacen sus trabajadores que sin pertenecerles físicamente la empresa logran con sus esfuerzos el desarrollo de su actividad por lo que creo que se les debería de compensar más.
Es más, pienso que si además del sueldo que les corresponde a dichos trabajadores obtuvieran un incremento por el logro de objetivos, los empleados se volcarían más en la empresa porque ganarían más dinero haciendo que la empresa en general obtenga cada vez más beneficios.

Alfredo Muñoz dijo...

La verdad que no tengo hechos en si para llevar la contraria a ninguno de mis compañeros.
Desde mi punto de vista, las empresas privadas pueden poner los niveles salariales que quieran, pues el dinero que se maneja en ellas no está en las manos del público.
Por otro lado, pienso que gran parte del éxito de estas se debe a los niveles organizacionales más bajos de las empresas y que sin las personas de menor sueldo las empresas no generarían gran parte de los beneficios. Y al fin y al cabo estas lo que buscan es maximizar su beneficio.
Por tanto, consideraría justo y ético que se repartiera mas equitativamente el dinero por todos los miembros de la empresa privada, si bien los altos cargos cobrarán un tanto más. Vería con buenos ojos una limitación al sueldo de estos.
Pienso también que quitar una parte del inmenso volumen de dinero que reciben/manejan los altos cargos, metamos también a los políticos, evitaría casos de corrupción, porque de saco roto poco vas a robar.

Palmira Soriano Bernier dijo...

Solo añadir de forma global, que el 2% de la población tiene en su poder el 90% de la riqueza (y me quedo corta), si esto empezara a ser más equitativo seguro que dejarían de morir 5'6 millones de niños al año por hambre. Ya es hora de que el se humano deje de ser egoísta y que solo piense en el bien individual y empiece a ser más solidario y piense en el bien colectivo.

JARSH dijo...

Según la revista Forbes del mes pasado, el hombre más rico de Europa y el tercer más rico del mundo es español. Por supuesto hablo de Amancio Ortega, quien comienza su trayectoria profesional a los catorce años en La Coruña, como simple empleado de dos conocidas tiendas de ropa. Más adelante, en 1963, according to Wikipedia, funda la compañía Confecciones GOA, S.A., que se constituye como propietaria de la primera tienda de Zara en 1976. A partir de aquí, una serie de establecimientos idénticos abren sus puertas por toda España; el aumento del volumen de ventas y beneficios hace posible la conformación del grupo Inditex en 1985, que poco a poco conquista el mercado internacional. Posteriormente, dicho grupo, del cual A. O. es el mayor accionista (con holgada diferencia), crea las celebérrimas marcas Pull & Bear, Bershka y Oysho, además de adquirir los grupos Massimo Dutti y Stradivarius. En consecuencia, estimaciones actuales sitúan su fortuna en torno a los 57 mil millones de dólares estadounidenses, gracias a que muchos que “odian” Zara acuden a Pull & Bear o Bershka para renovar sus armarios so cool, so unique, pensando ingenuamente que existe una radical diferencia entre todas estas firmas, cuando en verdad todos están pagando al mismo hombre omnipotente: Amancio Ortega.
¿Es justo que Amancio Ortega posea 57 mil millones de dólares? ¡Por supuesto, obviamente, cómo no! ¿Les cabía alguna duda? Para argumentar mi posición me remito a su biografía. Y lo mismo es aplicable a todos los altos ejecutivos, mayores accionistas y Bill Gates del mundo mundial. El problema está en los sueldos de los trabajadores “llanos”, en sus condiciones de trabajo, en el paro, en lo poco que el Estado protege a sus ciudadanos (más allá de Noruega); si la legislación nacional e internacional permite a los Grandes explotar a los pequeños, ¿por qué aquellos no lo iban a hacer, si es lícito y significa un incremento de sus fortunas? (Y de nuevo, por remitirme, me remito al pensamiento individualista- ligeramente modificado por mí mismo- de Adam Smith.)

P.D.: ¿Ha quedado claro que con esto no defiendo las amorales prácticas de las grandes multinacionales, ni la pobreza en la Tierra, ni la posible mezquindad de A. O., ni a los imputados por el Caso Bárcenas, ni mucho menos a la Infanta Cristina? Please, la Casa Real que se extinga ya, my God!!! (Es genial vivir en la Edad Media: Dios eligió al Rey como rey, al Príncipe como su heredero, y al hijo del Heredero como heredero del Heredero… → ¿Dónde coño vivo? → ¿Qué estoy haciendo con mi vida? → ¿Dónde queda Noruega? → ¿Cuánto cuesta un billete a Noruega en Ryanair? → Acabo de descubrir que Noruega es otro estado monárquico → ¿Dónde está el revólver para “suicidios urgentes”? → Pero no estoy en EE.UU., luego no tengo revólver...)

Y me callo ya que me estoy mareando…



Daniel Cañete dijo...

Daniel Cañete:

Estoy de acuerdo con lo expuesto en los demás comentarios, ya que son empresas privadas y como tal, son libres de establecer los sueldos que ellos vean convenientes.
Ahora si, los altos directivos, deberían tener en cuenta la imagen que están reflejando en la población, y más en la actual situación de crisis económica que atraviesa España. Desde mi opinión, es una imagen bastante negativa ya que lo que reflejan es el poco compromiso con esta situación y ésto a la larga, hace que nos preguntemos si las actividades que realizan las personas que detentan los altos cargos en las empresas,son merecedoras de tales sueldos y desde mi punto de vista personal, me gustaría saber en que se basan ellos para determinar que ellos son merecedores de tales salarios y si les compensa la repercusión negativa que ésto conlleva.

Sandra Fernández Cabello dijo...

En cuanto al caso considero que se pueden establecer diferentes enfoques.

Por un lado como la mayoría de mis compañeros considero que una empresa privada es libre de tomar sus propias decisiones referentes a todos los temas, por lo tanto también en el tema salarial, son ellas las que deben de considerar qué es lo más oportuno.

Pero aún así y pensándolo fríamente considero que aunque sean empresas privadas, son abusivos los sueldos que en el caso se exponen, puesto que esa cantidad de dinero no llegarán a gastársela ni sus nietos, mientras tanto en el país, en concreto hablo de España, un gran % de la población se encuentra en situación de desempleo y viven situaciones dramáticas para poder llegar a fin de mes, no hablamos ya de la situación en la que viven millones de personas y niños del tercer mundo.
Es cierto que estas personas tuvieron una idea de negocio sorprendente y la supieron aprovechar...pero llegando a ciertos niveles como los que se exponen en el caso deberían de pensar también un poco en el resto de la población y recortar parte de su salario para dedicarlo a fines benéficos y personas necesitadas, puesto que lo que para ellos es nada a otras personas puede arreglarle bastante su situación.

Es como el caso de los equipos de fútbol, es cierto que son empresas privadas y pueden pagar a sus jugadores lo que crean oportuno con tal de ganar títulos y tener a los mejores, ¿Pero esas cifras astronómica? Creo que precisamente no se juegan la vida en su trabajo ni digamos se hartan de trabajar, se limitan a realizar un trabajo que para ellos además en un hobby, considero que hay profesiones mucho más prestigiosas, y sería en las únicas en las que podría llegar a entender este trabajo, pero no son precisamente ni el ejemplo que he expuesto ni los que se comentan en el caso.

María Dolores Sosa Gallego dijo...

Considero que cada persona debe de recibir una retribución adecuada y conforme a la labor que desempeña. Es lógico pensar, que a mayor responsabilidad y mayor puesto en la jerarquía de una empresa, mayor va a ser el salario de esa persona. Si esto es así, entonces la cuestión a debatir sería: a mayor responsabilidad en la empresa, ¿mayor retribución?
Obviamente, no es lo mismo tener un trabajo operativo, que uno en el que las decisiones que se tomen van a influir directamente en el futuro de la empresa.
El tema está en las grandes sumas de dinero que ganan estas personas y la gran diferencia que, por ello, los aleja del resto de persona con retribuciones menores. Sin duda, es espectacular que teniendo en cuenta la situación en la que vivimos, sea una realidad que existan personas que reciban tanto dinero, mientras otras (y cada vez más) sobreviven al día a día como pueden.
Siendo sinceros, termino mi comentario con una pregunta: si fueses tú el que ganara esas cantidades de dinero, ¿estarías dispuesto a renunciar a una parte de la misma?

José Miguel Sánchez dijo...

Sí cobran demasiado. Y una ley que permita a los accionistas limitar estas ganancias a cifras razonables, será un paso a paliar las enormes diferencias en distribución de la renta que tenemos en España. Pero habrá que esperar para ver si es verdad que llega a Europa,cuándo llega y si es la misma ley o una parecida que no sirva de nada, mientras tanto, estas retribuciones son lícitas y por tanto totalmente permitidas.

Juan Diego Peña Merchán dijo...

Dejando políticas aparte, sin hacer demagogias, y ciñéndonos de forma exclusiva al modus operandi en cuanto al pago de primas y reparto de sueldos de las grandes multinacionales americanas y europeas a sus altos ejecutivos, se podría decir que los directivos españoles están en la media en cuanto a la cantidad de lo que ganan, ni más ni menos, por lo que lo correcto sería preguntarse si no cobran demasiado los altos ejecutivos pero ya a nivel mundial. De hecho, a nivel internacional, los altos ejecutivos cobran más en Alemania, Francia, Reino Unido o EE.UU., por lo que España no es precisamente donde más se gana. Ahora bien, ¿cobran demasiado? Se estima que el salario atribuible a los altos ejecutivos de empresa está en proporción a las ganancias que ellos mismos consiguen para las corporaciones que dirigen, por lo que una remuneración inferior al talento haría que el ejecutivo en cuestión migrase de formación a otra de la competencia. No obstante lo anterior, y en tiempos de crisis, donde mucha gente ni siquiera tiene trabajo, y la mayoría de la que lo tiene cobra en torno a los mil euros al mes de media, resulta escandaloso a los ojos de la opinión pública que los directores de empresa o sus presidentes ganen en torno a los 8 millones de euros al año cuando el 90% de sus empleados afirman (según las encuestas de población activa) costarle llegar a final de mes. ¿Es realmente escandaloso lo que cobran? ¿Lo es porque estamos en tiempos de crisis y paro? ¿Lo era en 2006/2007? ¿Lo es en comparación con sus homólogos extranjeros? Sea como fuere, parece cierto que la distribución de la renta y la riqueza no está precisamente repartida de la forma más eficiente posible, ni mucho menos la más equitativa; y que en términos globales, ante recesiones económicas internacionales, parece de recibo y justicia que los empleados y obreros vean reducidas sus retribuciones al –casi ya- mínimo –posible para subsistir- en pro del bien común de la empresa pero mucho más lo sería que los altos ejecutivos también viesen reducidas sus ganancias en proporción a lo que perciben y, esto último, sin embargo, no suele darse. De ahí la paradójica doctrina tributaria, progresiva directa, que nunca se cumple, “que pague más el que más tiene”. No rotundo al comunismo, de acuerdo. Pero los ricos, cada vez más ricos, los pobres, cada vez más pobres, y las ya mismo extintas clases medias, cada vez, más pobres también… Oda al capitalismo salvaje.

Ismael García Cerezo dijo...

Yo creo que cada profesión tiene un sueldo establecido de media, así pues los trabajadores más cualificados y esplendidos cobraran más que un jornalero del campo por ejemplo. Ahora de que cobre más, a que tenga unos sueldos abismales hay un gran paso, pues si es verdad que las instituciones privadas tienen todo el derecho a pagar lo que vean necesario por mantener sus directivos y a los mejores profesionales, pero en los organismos públicos todos deberían llevar un patrón máximo.
Es injusto que algunos alcaldes cobren más que el presidente del gobierno, puesto que su responsabilidad es menor, y ese “sobresueldo” por así llamarlo podría destinarse a la creación de empleo que bien falta hace en estas fechas.
También hay que ver que ahora mismo el territorio con mayor diferencia entre población de sueldos es EEUU, allí la diferencia salarial es muy elevada y si que deberían establecer ciertos márgenes para compensar a los más débiles al igual que en todo el mundo.
Pero como digo cada salario depende de una jerarquía dentro de la empresa o organismo, aunque haya algunas injusticias dentro de estas.

Silvia Jurado Gómez dijo...

Al igual que casi todos mis compañeros es cierto que al tratarse de empresas privadas pueden poner las retribuciones que le parezcan convenientes.

Pero a la pregunta ¿cobran demasiado? es difícil responder, ¿demasiado para quién?. Porque si comparamos a un empresario que cobre mucho con otro que cobre menos (aunque siga siendo una cifra elevada) este ultimo dirá que no cobra mucho, ahora bien si comparamos lo que cobran estos ejecutivos con los trabajadores claro que si cobran demasiado.

Es cierto que para que algunos vivan bien otros tienen que vivir peor, pero en mi opinión creo que no debería haber estas diferencias de remuneraciones tan elevadas entre los miembros de una misma empresa y así de esta forma habría un reparto de la riqueza más equitativo.

Por otro lado, en los tiempos en los que la economía iba bien quizás no nos fijábamos tanto en estas diferencias pero en la situación en la que nos encontramos no veo justo que mientras que unos ejecutivos cobren lo que están cobrando haya gente que ni siquiera tenga un trabajo o no tenga los recursos para vivir en su día a día. Pero en mi opinión veo bastante difícil el que esta situación cambie.

Marta Tena Ortiz dijo...

Estoy de acuerdo con mis compañeros en que al ser empresas privadas y no públicas se pueden regir por su clasificación salarial determinada. De manera que dicho esto destacar también que uno de los objetivos que persigue cualquier sistema de remuneracion debería ser el asegurar que cada empleado reciba un pago equitativo en terminos de su propio esfuerzo y resultado, en comparacion con otros empleados. Por lo que en la situación de crisis en la que se encuentra nuestro país creo que los accionistas deberían de establecer estos salarios acorde con la responsabilidad y tarea que los altos cargos realicen, teniendo en cuenta la situación tan trágica de muchas personas, con esto no quiero decir que estas personas tengan que cobrar mucho menos porque otras se encuentren desempleadas sino que en un porcentaje si podrían reducirselo, ya que colaborando todos un poco y con mucho esfuerzo esperamos ver pronto brotes verdes en nuestra sociedad.

Jessica dijo...

Coincido en que las empresas privadas se rigen por su clasificación salariar particular,pero respecto a la diferencia de los sueldos,pienso que los sueldos deben estar ligados con el trabajo personal y el puesto que se ocupe ,sin embargo,esta diferencia de sueldo no puede considerarse injusta,debido a que es una cuestión relativa,ya que genera diferentes posturas,pero no podemos olvidar que vivimos en una sociedad movida por la Economía y si no existe diferencia en el poder adquisitivo,no se generaría diferentes escalas sociales y este tipo de sociedad fracasaría.
Jessica Jiménez Delgado,2° filología hispánica