domingo, 24 de marzo de 2013

DUBLINESES


El jueves en la Filmoteca de Andalucía se proyectó "Dublineses", de John Huston (en la foto durante el rodaje junto a los protagonistas), para reflexionar sobre el lugar de la frontera que separa el pasado del presente, la vida de la muerte. Deja aquí tus comentarios sobre la película, y/o sobre las intervenciones del público, o de los profesores María Jesús López y Ramón Román.

7 comentarios:

Anónimo dijo...

JARSH dijo…

Aunque pueda llegar a resultar aburrido para aquel que no se ha mentalizado de que va a ver una película de época sobre el paso del tiempo, este último film de John Huston es una buena adaptación del relato de Joyce. Verdaderamente durante la grabación no ocurre nada sustancial, excepto una fiesta; la comida, el alcohol y una ruidosa alegría superficial se suceden dentro de la pantalla… A medida que avanza la trama, sin embargo, el carácter festivo de la reunión da paso a los claroscuros de la certeza; es entonces cuando, uno a uno, los personajes se percatan, a través de momentáneos estados de lucidez, de la fugacidad de la vida.
Es lo mismo que me pasa a mí, sospecho que lo mismo que les pasa a todos, las tardes de domingo. No obstante, no todo son malas noticias; de hecho, ya muerto, uno siempre sigue existiendo en el pasado. Ahora bien, según la Teoría de la Relatividad de Einstein, es posible viajar en el tiempo sólo hacia el futuro…, cosa que no quita que tú existiendo sigas: en el pasado.

JARSH dijo...



Virginia Woolf, otra obsesionada del tiempo, ya intuyó que tal vez la pantalla captara mejor que el papel esta unidad. En Dublineses, la fotografía (ahora envejecida), los distintos enfoques de la cámara y la banda sonora persiguen el mismo efecto y lo consiguen.
Por cierto que para aquellos que hayan disfrutado del clásico de Huston, y al respecto de la escritora británica y sobre el trato del tiempo, recomiendo ver Las horas de Stephen Daldry, basada en la novela homónima de Michael Cunningham (Premio Pulitzer).

Jessica dijo...

Dublineses es un relato que se desarrolla a través de la fiesta de las señoritas Morkan y la confesión de Greta sobre un amor de juventud.

Puede parecer una película monótona, ya que da la impresión de que no ocurre nada porque lo que se muestra son cosas comunes, pero éstas toman cuerpo hasta llegar a la última escena,que es como una catarsis,donde se observa citas de Joyce.

La importancia de la película,según mi interpretación , va más allá de la trama, lo que realmente importa es la dicotomía que se establece entre vida y muerte,que se observa claramente en la escena de la nieve , ya que todo lo que se eleva,cae como los copos de nieve, es decir, estamos destinados a morir, es nuestro último fin.

Esta película no solo hace referencia a la muerte, sino también a la frontera entre el pasado y el presente con la alusión a los miedos ,tristezas y objetos de la casa donde se celebra la fiesta, haciendo relevancia al paso del tiempo,pero al final del relato ,en el discurso de Gabriel frente a la ventana,esta frontera entre pasado y presente, que ha impregnado todo el relato, desaparece.

Se puede decir que la película combina todos los elementos (música, trama a simple vista sencilla y el tiempo)para hacer una auténtica reflexión de la muerte.

Jessica Jiménez(2ºFilología Hispánica)

Mª Luisa López Cazalilla dijo...

En mi opinión, uno de los aspectos más interesantes se encuentra desde el propio título "Los muertos". Creo que Joyce realiza una crítica a la sociedad de entonces, identificándolos con los propios muertos (en cuestión de valores, por ejemplo), por un lado, y, por otro, como se puede apreciar a partir de la escena de la escalera en la que Anjelica Huston oye la canción que la paraliza, hasta la confesión de la historia funesta de un amor de juventud a su marido en el hotel; demuestra la influencia que los muertos tienen sobre los vivos es equiparable a la que los vivos tienen también sobre los mismos.
De este modo, a través de su teoría existencialista plantea la duda sobre los límites entre la vida y la muerte, los cuales no están del todo esclarecidos.

Anónimo dijo...

Estoy totalmente de acuerdo con Jessica sobre lo de la dicotomía entre vida y muerte.
Los muertos en la película son los que tienen el papel importante. Por ejemplo, gracias a la historia de Michael Furey (novio de la juventud de Gretta), Gabriel realiza una meditación acerca de la vida y el papel que ha protagonizado todos estos años en su matrimonio. En esta reflexión, se hace una alusión al "Carpe Diem" (entre otras cosas): vivir la vida y saber apreciar los pequeños detalles de ella.

En primer lugar, creo hay que defender que todos tenemos un fin, pero la forma en la que vivimos hasta llegar a esa "meta" es decisión nuestra.
Por otro lado, pienso que, esa manera de vida que hemos adoptado, es la que determina lo marcada que puede ser la huella que dejaremos grabada en el presente cuando nosotros ya no estemos aquí. Gabriel sabe que Michael Furey (aun estado muerto) ha dejado mayor recuerdo para su esposa que él, que ha vivido momentos recientes con ella.
Por lo tanto, creo que se puede llegar a la conclusión de que hay vivos que se sienten más apagados que los propios muertos, que pueden estar más presente de lo que pensamos.

María Arenas.

Pilar Moreno Diez dijo...

La película (y por ende la novela) tiene un tiempo narrativo lento. Nos resulta a la mayoría lenta y monótona porque no coincide con las características del cine actual. Estas películas en las que los personajes quedan en un segundo plano frente a la trama, es decir, lo importante en el cine comercial de hoy en día es que ocurran cosas, y las características de los personajes quedan a un lado. Creo que en esta película sucede casi al contrario. Toda la cena sirve para dar a conocer a los personajes y en solo unos minutos se completa el nudo de la trama.
También estoy de acuerdo con María Luisa en cuanto a la influencia de los vivos sobre los muertos. Pues el personaje imprescindible y fundamental para la historia (Michael Furey) ni siquiera está vivo ni aparece en ningún momento.
Pilar Moreno (l12modip)

Sonia León Alcaide dijo...

En mi opinión el desarrollo de la película es un poco lento en el apenas pasan cosas a lo largo de la película, siendo al final de esta donde se concentra la acción principal. Durante toda la cena se muestran cada uno de los personajes. Pienso, al igual que mis compañeras que existe una gran influencia de los vivos sobre los muertos y esto también se puede apreciar con que el personaje principal de la historia, Michael Fuery, fallecida.